Lorenzo Córdova queda como presidente del INE

Tres integrantes estarán en el cargo nueve años; cuatro más fungirán durante seis añosy la tercia restante, tres años; hoy rinden protesta al cargo, con lo que se extingue el IFE.

México

A cinco días de vencer el plazo fatal para ese efecto y después de dos horas y media de discusión, el pleno de la Cámara de Diputados avaló con 417 votos a favor, 41 en contra y cuatro abstenciones el nombramiento de Lorenzo Córdova Vianello como presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), así como la designación de los otros 10 integrantes del nuevo organismo.

El pleno cameral emplazó al Consejo General del IFE a convocar a los recién electos consejeros a rendir su protesta de ley y consumar así la extinción de la autoridad electoral en funciones, para dar paso al nuevo instituto, lo cual ocurrirá hoy por la tarde.

Por mayoría calificada superior a dos terceras partes, Córdova fue designado presidente del INE, mientras Adriana Margarita Favela Herrera, José Roberto Ruiz Saldaña y Ciro Murayama Rendón obtuvieron el nombramiento de consejeros electorales para un periodo de nueve años.

Marco Antonio Baños Martínez, Enrique Andrade González, Alejandra Pamela San Martín Ríos y Valles y Benito Nacif Hernández ocuparán a su vez el cargo durante seis años, mientras Beatriz Galindo Centeno, Arturo Sánchez Gutiérrez y Javier Santiago Castillo formarán parte del INE por tres años.

En favor del acuerdo suscrito por la Junta de Coordinación Política (Jucopo) votaron PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza, así como la mayoría de los legisladores de PRD y PT.

En contra se pronunciaron un diputado del PAN (Alberto Coronado), 23 de los 101 legisladores de PRD, 14 de los 20 de Movimiento Ciudadano y tres de los 14 de PT.

Pese al amago de toma de tribuna por parte de un grupo de legisladores perredistas inconformes con los nombramientos, la discusión en el recinto de San Lázaro transcurrió con toda normalidad y se votó sin contratiempos.

Ello, tras desechar una moción suspensiva presentada por Ricardo Monreal, coordinador de Movimiento Ciudadano.

Al proponer la devolución del acuerdo a la Jucopo, el zacatecano denunció la imposición de cuotas de partido y "cuatismo político" en la integración de la lista.

"Debo expresarles mi decepción y tristeza, porque acudimos hipotéticamente a las exequias de la democracia; hay en este dictamen una regresión democrática, un vulgar y grosero reparto de posiciones en el INE por parte de PRI, PAN y un sector del PRD", afirmó.

Al exponer el posicionamiento de la fracción mayoritaria, el priista Manlio Fabio Beltrones celebró el acuerdo político que en los hechos da vida al INE.

Defendió asimismo el profesionalismo, el conocimiento, la honestidad y la capacidad de los 11 consejeros electorales electos y remarcó: exigir que ninguno de ellos conozca o haga política sería lo más difícil, (pues), no hay políticos "electropuros".

El legislador sonorense cuestionó las fórmulas y ejercicios fallidos de selección de consejeros electorales en los años recientes y dijo: "¡Nunca más el instituto electoral secuestrado por nadie, siempre en el acuerdo político!".

En su turno, el coordinador panista, Luis Alberto Villarreal, sostuvo que los diputados federales hacen historia al entregarle a México una "institución de segunda generación en materia electoral", para impedir que la autoridad encargada de organizar los comicios en los estados siga sometida al poder.

El líder parlamentario del PRD y presidente de la Jucopo, Silvano Aureoles, defendió la transparencia y pulcritud con que a su juicio se desarrolló el proceso de selección, al tiempo de expresar su respeto al disenso y a la pluralidad en la toma de decisiones.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]