Llevan conferencia sobre gerencia pública a la UAEM

José Martínez Vilchis, consejero electoral del IEEM, dictó la ponencia magistral en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.
Durante la ponencia.
Durante la ponencia. (Especial)

Toluca

El consejero electoral del IEEM, José Martínez Vilchis, explicó que a nivel mundial hay una tendencia para abordar los temas del gobierno con una nueva denominación que no debe perderse de vista, cuya orientación busca sacudirse a la administración pública a efecto de que se vuelva más eficiente y eficaz, y ese es el objetivo que la gerencia pública.

Al brindar una conferencia magistral ante universitarios de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEM, Martínez Vilchis señaló que la gerencia pública surge en los países anglosajones, extendiéndose a diferentes naciones y actualmente en México se imparte en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Durante la ponencia “La gerencia pública en México y sus resultados en las entidades federativas” explicó que es importante su estudio a nivel estatal para observar cuáles han sido los efectos que ha tenido en su aplicación, por lo que describió el trabajo que ha realizado analizando 14 estados de la República Mexicana, estudiando cómo se ha comportado el término de gerencia pública para reconocer sus principales aristas y encontrar denominaciones para una misma situación.

Un ejemplo de ello es el Presupuesto Basado en Resultados (PBR), que es el que están obligadas a aplicar todas las instituciones en México, los cuales tienen una fecha límite para realizar su presupuestación y, con ello, seguir participando en proyectos, con lo cual se observa que existen intentos para buscar arraigar este tipo de administración en nuestro país.

Ante estudiantes, catedráticos y la Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEM, Jannet Valero Vilchis, refirió que desde la federación se hizo una evaluación y se encontró que hay una arraigada tradición de supervivencia en los cargos y rechazo a la implementación de estrategias novedosas, sin embargo, hay poco reconocimiento a quienes trabajan bien, y hay también insuficiente formación gerencial y ausencia de estándares de medición para conocer su impacto.