Llega la CETEG y amenaza con “radicalizar” protestas

Amagan con tomar la Plaza de la Constitución y bloquear vías al aeropuerto capitalino; no descartan que sus movilizaciones se asemejen en violencia a las realizadas en Chilpancingo.
En un tramo de la marcha fueron escoltados por Granaderos.
En un tramo de la marcha fueron escoltados por Granaderos. (Daniel Cruz)

México

Alrededor de mil maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) reforzaron ayer el plantón en el Monumento a la Revolución y amagaron con intentar tomar el Zócalo capitalino, realizar movilizaciones más radicales y bloquear nuevamente el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“No se descarta, indudablemente nosotros no renunciamos a estar en el Zócalo, porque se dijo que solamente era una retirada (para permitir los festejos del Grito), las autoridades lo sabían y no renunciamos a instalarnos en el Zócalo. ¿Cuándo?, lo vamos a ver”, señaló el secretario general de la Ceteg, Gonzalo Juárez Ocampo.

En ese sentido, Minervino Morán Hernández, vocero de la Ceteg, no descartó que las próximas movilizaciones en la cuidad de México alcancen los niveles de violencia como las ocurridas en meses pasados en Chilpancingo, aunque dijo que será decisión de asamblea nacional de la CNTE.

“Las acciones que realizamos tienen un contenido político de rechazo, de inconformidad ante la aprobación de las reformas; las que nosotros realizamos en Guerrero parecieron radicales, sin embargo hacia allá nos orillaron.

Aquí nosotros, como contingente de Guerrero, no podemos determinar las acciones, será la asamblea nacional de la CNTE quien las determine. Nosotros somos respetuosos de lo que la coordinadora decida. En nuestro estado es otra cosa, ahí sí nosotros determinamos”, expresó.

Luego de marchar sobre Calzada de Tlalpan durante tres horas, Gonzalo Juárez subrayó que los maestros disidentes de Guerrero, insistirán junto con la CNTE, en la abrogación a la reforma de los artículos tercero y 73, a través de una mesa de diálogo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, por lo que no aceptarán instalar el diálogo a nivel estatal.

“Tenemos tendida la mano y la petición a la Secretaría de Gobernación de reestablecer la mesa de diálogo y buscar respuesta a nuestras demandas, si eso no se da, lógicamente que tenemos que movilizarnos, el nivel de movilización la va a marcar la respuesta que nos dé la Secretaría de Gobernación y la Presidencia de la República”, expresó Juárez Ocampo.

El contingente de maestros disidentes de Guerrero arribó a Taxqueña alrededor de las 10 de la mañana y poco después de medio día iniciaron una marcha, dejando dos de los cuatro carriles de Calzada de Tlalpan libres a la circulación.

Más de mil 500 docentes de Oaxaca, Veracruz y Chiapas esperaban ya a los integrantes de la Ceteg a las afueras del Metro Viaducto, donde al sumarse a la movilización, bloquearon por completo esa vialidad, hasta incorporarse a 20 de Noviembre.

Al arribar al cruce con Izazaga, se produjo un conato de enfrentamiento debido a que, cerca de las 15:15 horas, los docentes pretendieron rebasar la valla de elementos del cuerpo de Granaderos colocados en el cruce de esa avenida y 20 de Noviembre para impedir el paso hacia la plancha del Zócalo.

Los maestros arremetieron contra los uniformados, lanzándoles latas llenas de refresco y botellas de agua, al tiempo que gritaban “¡Zócalo, Zócalo! Estamos encabronados y vamos hasta las últimas consecuencias”.

Posteriormente avanzaron sobre Eje Central y avenida Juárez, hasta el Hemiciclo a Juárez, donde quemaron una cartulina en representación de la Gaceta Parlamentaria, donde se publicaron las leyes secundarias a la reforma educativa.

[b]Claves[/b]

[b]Llamado al diálogo[/b]

- El gobierno del estado reiteró ayer su llamado al diálogo a los maestros de las secciones 7 y 40 del SNTE, en paro desde el 28 de agosto.

- En un comunicado, expresó nuevamente su respeto al derecho que el magisterio tiene de manifestarse, pero dijo que también se debe respetar el derecho de terceros para evitar afectaciones a la vida diaria de la población.

- El gobierno estatal señaló que los docentes pueden continuar con la lucha por sus derechos laborales sin dejar de dar clases.