Llama Navarrete a la unidad del PRD; pide no cumplir "caprichos"

Señaló que el ex gobernador de Tlaxcala, Alfonso Sánchez Anaya, propició el declive del sol azteca

Tlaxcala

De cara a la renovación de las dirigencias nacional y estatal del PRD, Carlos Navarrete se pronunció por reorientar la vida interna del sol azteca, porque de ello, dependerá que obtengan mayoría en la Cámara de Diputados Federal y la gubernatura de Tlaxcala.

En su visita, el perredista pidió privilegiar la unidad de dicho, toda vez que no es bueno acceder a "caprichos" como ocurrió en el proceso electoral de 2004, cuando el exgobernador Alfonso Sánchez Anaya, impuso a su esposa María del Carmen Ramírez como candidata a la primera magistratura.

El exsenador pidió a los perredistas replicar ese esfuerzo de unidad para elegir a su dirigencia local, que logre fortalecerse, para designar candidatos competitivos en los comicios federales en 2015 y después luchar para ganar nuevamente la gubernatura.

Citó que a partir de la elección en el mes de julio de consejeros políticos municipales, estatales y nacionales, "necesitamos, primero, poner de pie a los militantes que en el estado son unos 40 mil; todo ellos, tienen nombre, apellido".

"Si los militantes del PRD, se ponen en contacto con los jóvenes, amas de casa, profesionistas, comerciantes, vamos a reencontrarnos con los electores que un día nos hicieron ganar la gubernatura; es la principal tarea que debemos hacer en el mes de julio".

También, evitó pronunciarse a favor de algún aspirante del Partido de la Revolución Democrática a la gubernatura de Tlaxcala, pues dijo, no le corresponde hacerlo; en su momento ellos se destaparán". Recordó que la "imposición" de García Ramírez propicio el declive del PRD.

Para finalizar, Navarrete Ruiz reiteró que para la elección de la nueva dirigencia nacional del PRD, lo que es seguro es que sus gobernadores, sus legisladores y sus principales personajes políticos como Cuauhtémoc Cárdenas, Marcelo Ebrard, entre otros, se mantendrán fusionados.