Llama Karina Barrón a revisar los sueldos de asesores

La diputada independiente dijo que es necesario hacer una revisión a detalle del personal y el dinero que se está utilizando para ver si es necesario dicho gasto.
Karina Barrón, coordinadora de la bancada sin partido.
Karina Barrón, coordinadora de la bancada sin partido. (Foto: Roberto Alanís)

Monterrey

El gasto en asesores y personal de apoyo para las bancadas fue cuestionado este lunes por la legisladora independiente, Karina Barrón Perales, en el Congreso del Estado.

La diputada realizó un llamado para que se revisen a detalles cada uno de los sueldos de los empleados y asesores que se encuentran al servicio de las bancadas.

"Sí sería hacer un llamado a cada una de las bancadas, te lo digo porque en nuestra bancada, a como podamos, pero con la poca gente que tenemos hemos sacado adelante los temas, sé que existe mucho rezago, a lo mejor ese puede ser el argumento, pero sí es importante ver si hay resultados.

"Hay que hacer un análisis y claro que hacemos ese llamado a mis compañeros porque creo que hay un pequeño gran desbalance ahí. Hay que hacer ajustes", destacó la legisladora.

Barrón Perales manifestó que además deberá hacerse una revisión a detalle del personal para saber si realmente es necesario dicho gasto.

"Considero que hay que dar un verdadero análisis, es preocupante, creo que por eso los ciudadanos al ver este tema saben cómo está la situación hacia afuera y creo que hay que hacer un recuento del perfil de cada uno de ellos y si realmente es necesaria esta nómina y si realmente es indispensable para el funcionamiento del Congreso", comentó.

Este lunes MILENIO Monterrey publicó un análisis realizado por la organización Redes Quinto Poder en donde se dieron a conocer que cinco bancadas del Congreso (PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, PVEM y PT) erogaron un millón 894 mil 486 pesos.

La organización civil criticó principalmente el gasto del diputado del PT, Sergio Arellano, quien en sus empleados gastó más de 189 mil pesos en septiembre, pese a ser sólo un legislador.