"Acción Nacional me enamoró y estoy casada con el PAN"

Gloria Carmona Becerra de 57 años ha trabajado principalmente en campañas políticas. Estudio hasta la secundaria técnica y es bibliotecaria en la Ciudad de los Niños.
Gloria Carmona Becerra.
Gloria Carmona Becerra. (Brenda Alcalá Mejía)

Torreón, Coahuila

En el Partido Acción Nacional, Gloria Carmona Becerra de 57 años es una de las gestoras que ha trabajado principalmente en campañas políticas. Su último grado de estudios fue la secundaria técnica y actualmente es bibliotecaria en la Ciudad de los Niños.

Empezó en el partido en diciembre 1997 y desde entonces como ella lo describe se "enamoró" del PAN, a grado tal que su segunda pareja le hizo escoger entre el albiazul y él: desde entonces no tiene pareja.

“Me dijo que debía escoger entre él y el partido, él me decía que convivía con puros hombres y eso no le gustaba".

"Yo trabajaba en una frutería, hasta donde llegó una persona conocida al concluir un proceso electoral, él me preguntó que por quien voté, le dije que por supuesto por el PAN y me invitó a una reunión del partido, era la administración de Jorge Zermeño y fui a unas oficinas que estaban en la calle 11 y Seis de Octubre y la verdad es que desde que llegué dije: De aquí soy, me sentí como en familia y así comenzó mi acercamiento activo en el albiazul".

Ella cuenta que participa de una manera muy activa en las campañas políticas, pero también realiza gestoría, por lo que prefiere que no le llamen líder, se siente más cómoda que se refieran a ella como “gestora social”, que es también algo que le apasiona.

Ha trabajado en los procesos electorales realizando todas las actividades, desde repartir volantes, haciendo promoción en los cruceros, así como casa por casa y fue también representante de casilla, todas esas actividades las compaginaba con su trabajo como mamá.

El estado civil de Gloria es divorciada y su segunda pareja no estaba de acuerdo con el hecho de que participara tan activamente en el PAN.

Él había hecho planes de una relación formal, incluso una posible boda, sin embargo, llegó un momento en él que le dio un ultimátum.

“Me dijo que debía escoger entre él y el partido, él me decía que convivía con puros hombres y eso no le gustaba, yo siempre lo respeté y mi conducta era de respeto hacia los demás, no obstante, decidí que no quería que nadie me condicionara mi permanencia en el PAN y desde entonces estoy sola. A mis hijos sí les gusta, incluso todos en mi casa somos panistas, no se habla de otro partido y mis hermanos también se sienten contentos de que yo esté aquí”.

Recuerda con cariño y entusiasmo que en la campaña interna para definir al candidato a la gubernatura del albiazul viajó por todo el Estado y trabajó a favor de Jorge Zermeño, quien entonces contendía contra Juan Antonio García Villa.

En 2003 en las elecciones federales también trabajó muy duro con jornadas prolongadas, pues tenía que dividirse entre su trabajo, el ser madre y las campañas políticas.

“Me gusta apoyar a los candidatos cuando realizan campañas, es algo que disfruto, pero también en lo que yo pueda apoyar a la gente del ejido donde vivo, que es Paso del Águila, lo hago. Ahora que es administración priista, pues recurro a los regidores del PAN para mejorar las condiciones de vida de mi comunidad. Esto es un trabajo en conjunto”, dijo.

Gloria dice que se siente bien y que en este momento no le hace falta nada, tiene un trabajo del que vive, sus hijos y su única pareja es Acción Nacional....a tono de broma dice: “yo estoy casada con el PAN”.