Licencias y contratos a IP son “concesiones”: PRD

El partido de izquierda aseguró que la iniciativa contiene una redacción tramposa para privatizar el petróleo.
PRD se opone a reforma energética en el Senado
PRD se opone a reforma energética en el Senado (Angélica Mercado )

Ciudad de México

El PRD en el Senado alertó que con la propuesta de reforma energética que impulsan el PRI y el PAN para convertir a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad en empresas públicos comienza si demolición, al aseverar que contiene una redacción tramposa para privatizar el petróleo, porque aun cuando se habla de entregar licencias y contratos a la iniciativa privada, en realidad se trata de concesiones.

Al fijar la postura de su partido, los senadores Dolores Padierna y Rabindranath Salazar sostuvieron que con estos contratos y licencias, lo que busca el gobierno es colocar en el piso de remates de Wall Street el petróleo mexicano y a la CFE.

"La renta petrolera es el botín que se están disputando y, no nos daban el documento a tiempo porque estaban entre los dos viendo cómo se disputaban la renta petrolera, el pueblo de México no se los va a permitir", manifestó desde la tribuna senatorial la senadora Padierna.

Dijo que viabilidad del país, así como la existencia y la supervivencia del Estado nacional están ante un gigantesco riesgo derivado de los compromisos que un grupo en el gobierno hizo a los extranjeros y a varios magnates que pagan las campañas para imponer candidatos que sirvan a sus intereses.

"La intención de Enrique Peña Nieto y sus tres partidos, de reformar la Constitución en sus artículos 25, 27 y 28, es para entregar nuestro sector energético a los grandes intereses trasnacionales".

Ante senadores de todos los partidos, Padierna acusó que lo que hoy se pretende hacer en el Senado, por Enrique Peña Nieto y sus tres partidos, es una contrarreforma conservadora, en una regresión que pretende liquidar por completo la herencia plasmada en la Constitución de soberanía energética con la cual aspirar al desarrollo y poder con esa riqueza salir de la pobreza y del estancamiento, para convertir México en una neo-colonia.

Indicó que las consecuencias que tendrán estas reformas serán eliminar las disposiciones Constitucionales que prohíben otorgar contratos a particulares; eliminar la exclusividad del Estado para generar, conducir, transformar y abastecer la energía eléctrica; eliminar la exclusividad de la nación para aprovechar los bienes y recursos naturales.

"Pretenden legalizar todos los contratos dados al margen de la Constitución, y pretenden adicionar en la Constitución la reducción de la, del control de la nación, en el control del sistema eléctrico nacional y sólo se va a encargar la CFE de distribuir la electricidad; se le cancelan todas sus facultades".

En ese sentido, advirtió que al abrir el sector eléctrico a los particulares, a la CFE le quedarían solo 12 meses de vida, al crear un nuevo organismo descentralizado encargado de vender la electricidad al mayoreo, pues la comisión estará obligada a transferir a ese nuevo organismo denominado Centro Nacional de Control de Energía sus funciones al quedarse solo con la distribución y ya no la generación.

Respecto a los contratos en petróleo, explicó que es un subterfugio verbal para autorizar todo tipo de concesiones.

"Es muy importante que se entienda el tema de los contratos, en el transitorio número 4 se establece todo tipo de contratos, contratos de servicios que se pagan en efectivo, contratos de utilidad compartida que se pagan con un porcentaje de la utilidad, contratos de producción compartida donde se les paga con un porcentaje de la producción de petróleo, licencias que desde la extracción, desde abajo, cuando está el crudo en el subsuelo, desde la extracción posee el petróleo y es de uso y aprovechamiento de todo el petróleo y del gas que se saque del subsuelo, eso es lo mismo que concesiones".

Padierna Luna afirmó que el párrafo sexto del artículo 27 " tramposamente" establece que los particulares harán uso y aprovechamiento de los recursos del subsuelo mediante concesiones que es la redacción que puso el PAN.

También insistió en que al eliminar los subsidios generales y focalizarlos, se van a elevar los precios de todos los bienes y servicios del sector público que generan un efecto inflacionario terrible para la población con sus efectos sobre todo en el aumento de los precios de los alimentos.

También en la apertura del artículo 25 constitucional quedan los derechos de los mexicanos desprotegidos para que cualquier concesionario o licitador pueda tomar el uso de suelo para explotar el terreno de particulares expropiaciones designadas sólo para el bien de la nación y a través de la paraestatal.