Diputados 'olvidan' otra vez Ley de Protección Animal

Es la segunda ocasión que legisladores no llegan a un acuerdo sobre la redacción final de la ley, por lo que se fueron de vacaciones sin cumplir con el compromiso que tenían con la ciudadanía.
Entre los temas está el uso de animales en circos y espectáculos.
Entre los temas está el uso de animales en circos y espectáculos. (Foto: Jorge López)

Monterrey

Mientras en Nuevo León los casos de animales maltratados y asesinados continúan en aumento, los diputados locales se fueron de vacaciones sin cumplir con su compromiso, otra vez, de aprobar la Ley de Protección Animal.

Pese a que se realizaron diferentes mesas de trabajo con expertos y organizaciones pro animales, los legisladores locales no llegaron a un acuerdo acerca de la redacción final de la ley.

El problema continúa siendo el mismo: la prohibición o no de las corridas de toros en el Estado y del uso de animales en circos y espectáculos, temas que estaban incluidos en la última redacción del dictamen presentado por colegios de veterinarios y universidades, pero que continúa dividiendo a la sociedad.

Pese a ello, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Ecología, el panista Francisco Treviño Cabello, había señalado que de no llegar a un acuerdo respecto a estos temas, serían eliminados.

La iniciativa que también es apoyada por las organizaciones pro defensa del Animal (Prodan), Fundación Luca, Cacatúa, Waperros, y la Canaco Monterrey, incluye el incremento de sanciones para aquellas personas que maltraten a animales.

Además propone diversas acciones para el control de natalidad de los animales domésticos en la entidad, como el que los actuales centros antirrábicos se conviertan en Centros de Atención e Información donde se esterilicen a perros y gatos a fin de evitar su reproducción descontrolada.

Otro punto relevante es que los centros de esterilización, así como la infraestructura que se necesite a raíz de la aplicación de la ley, se costearán con un fideicomiso que se fondeará con aportaciones públicas y privadas.

Además, la creación de un registro de "animales de compañía", es decir, mascotas a fin de saber a quién pertenecen los perros o gatos que vagan en las calles.

Esta no es la primera vez que la ley de Protección Animal es enviada al "olvido" por los diputados locales, incluso es la segunda ocasión en lo que va de la legislatura, además de que durante la pasada legislatura de mayoría priista incluso fue votada en el Pleno, pero no alcanzó los votos necesarios para su aprobación.

En 2011, el Congreso de Nuevo León realizó un ejercicio con la población para definir cuáles eran los temas más importantes para la ciudadanía, resultando la Ley de Protección Animal la que más votos recibió.

El compromiso de los legisladores fue cumplir con el mandato civil, pero tres años después, no han podido cumplir con ello.