Ley de Ingresos es agresiva con familias y empresas: Gil Zuarth

El senador panista Roberto Gil Zuarth dijo que la Ley de Ingresos 2015, aprobada hoy en el Congreso de la Unión, es una "política fiscal francamente agresiva con las familias y las empresas ...
El senador panista Roberto Gil.
El senador panista Roberto Gil Zuarth dijo que la Ley de Ingresos 2015, aprobada hoy en el Congreso de la Unión, es una “política fiscal francamente agresiva con las familias y las empresas mexicanas”. (Cortesía)

Ciudad de México

El senador panista Roberto Gil Zuarth dijo que la Ley de Ingresos 2015, aprobada hoy en el Congreso de la Unión, es una "política fiscal francamente agresiva con las familias y las empresas mexicanas".

El senador explicó que la mayoría del PAN votó en contra de la Ley de Ingresos 2015 "porque a nuestro juicio representa una muy mala combinación para el país".

"Con este paquete que se pretende aprobar, ya se aprobaron los ingresos falta aprobar los egresos, el gobierno gastará más que nunca, casi 23 del Producto Interno Bruto en gasto, cuando no se ven proyectos de inversión, cuando no se ve una estrategia de alentar el consumo, la inversión, de alentar el empleo", dijo Gil Zuarth en entrevista Tania Díaz para Milenio Televisión.

Explicó que votaron contra la aprobación de la Ley de Ingresos 2015 porque aumenta la deuda pública "de manera irracional", mantiene una "dependencia de los precios del petróleo" y porque incorpora nuevos impuestos.

"Ahora se incorporan nuevos impuestos. Esta nueva ley de ingresos prevé un aumento en el precio de las gasolinas que se va a aplicar a partir de enero del próximo año, 40 centavos en el precio de la gasolina magna", dijo.

Gil Zuarth explicó que la deuda pública será de poco más de 672 mil millones de pesos. "En tan solo dos años de esta administración se ha acumulado en 12 años de administraciones anteriores y eso es un riesgo para el país".

Dijo que los precios del petróleo en el mundo están a la baja, por lo que cuando baje el precio de la mezcla mexicana de los 79 dólares calculados en la Ley de Ingresos 2015 implicará "una pérdida de ingresos en nuestro país".