Advierten ‘burocracia’ en Comisión Nacional de Víctimas

Especialista de la UNAM espera que la ley en Jalisco no se quede corta ni excluya a los afectados indirectos del delito.
Familiares de desaparecidos en Coahuila.
Carpizo Aguilar critica el aparato burocrático en que se está conirtiendo la Comisión Nacional de Víctimas (Milenio)

Guadalajara

Los organismos que aseguran velar por las víctimas de delitos se están volviendo aparatos burocráticos, y lejos de ser garantes del respeto a los derechos humanos están re-victimizando a quienes acuden a ellos en busca de protección, sostuvo el doctor en derecho Enrique Carpizo Aguilar, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Tal es el caso de la Comisión Nacional de Víctimas, respondió.

 

“Lamentablemente la Comisión (Nacional) de Víctimas ha comenzado con una fuerza muy, muy por debajo de las expectativas. Yo hubiera esperado una comisión de víctimas un tanto más efectiva, una comisión de víctimas más progresiva y solamente me he encontrado un comisionado, no todos pero sí la mayoría, que re-victimizan a la víctima y adicionalmente a ello no están asumiendo su postura con la fuerza que se requiere”, afirmó.

 

Entrevistado en esta ciudad, previo a un foro sobre legalización de la mariguana, el investigador agregó que el organismo “está siendo un aparato burocrático peor que la propia Províctima, el órgano que al parecer iban a superar con creces, y no lo está haciendo”.

 

El académico, asesor en materia de derechos humanos, autor de diferentes obras y especialista en derecho procesal, opinó que la falla puede estar en la falta de autonomía de la citada comisión –a diferencia de la CNDH-, pero externó su preocupación en que comiencen a multiplicarse organismos que tienen el mismo propósito.

 

“Yo ya no sé a dónde voltear a ver. Evidentemente tienen distintas facultades, pero entonces si nos ponemos a hacer separaciones inútiles vamos a comenzar a aumentar el aparato burocrático y de nada nos va a servir”, añadió.

 

Carpizo Aguilar señaló que otro de los problemas es el perfil de los comisionados. “Son muy poquitos los que tienen la trascendencia, los demás son simples personas que andan buscando un chequecito en la nómina del gobierno y salir en la foto”.

 

El especialista, quien promueve un juicio a favor de la modelo Fernanda Alio, víctima de la violencia por parte de un personaje público, comentó que su defendida no ha tenido la atención que se requiere y el proceso “sigue en el limbo”.

 

Respecto  a la propuesta de Ley de Atención a Víctimas del Estado de Jalisco, admitió no conocerla pero recomendó que tome en cuenta a las víctimas indirectas del delito, como son los familiares y los defensores de derechos humanos.

 

“Hay que tomar en consideración a la víctima y su entorno familiar así como sus amigos. También los defensores de derechos humanos requieren protección”, enfatizó.