Aprobación de ley de transparencia es positiva: México Evalúa

Entre los faltantes que las organizaciones de la sociedad civil encontraron está que seguirá siendo opcional para los servidores hacer pública su declaración patrimonial.
Con cuatro horas de retraso el Senado inició la discusión de la Ley General de Transparencia.
Con cuatro horas de retraso el Senado inició la discusión de la Ley General de Transparencia. (Tomada de Twitter / ‏@Cristina_Diaz_S )

Ciudad de México

Para las organizaciones de la sociedad civil la aprobación de la Ley General de Transparencia en el Senado es positiva y cumple con la mayoría de sus exigencias.

Sin embargo, uno de los grandes pendientes de la ley es que no se hace obligatoria la publicación de las declaraciones patrimoniales que los servidores públicos entregan a la Secretaría de la Función Pública.

"Es uno de los aspectos donde creo que la ley quedó corta. Teníamos una gran expectativa de que las declaraciones patrimoniales fueran una obligación de transparencia por parte de los funcionarios públicos y los sujetos obligados.

Desafortunadamente quedó como está ahorita y no hubo ningún avance", así lo explicó Mariana Campos, coordinadora del programa de gasto público y rendición de cuentas de México Evalúa.

Campos consideró que el balance es positivo, después de que senadores del PRI-Verde que estaban solicitando cambios a la iniciativa.

Entre los puntos de mayor debate en el análisis de la iniciativa estuvo la facultad del Ifai para ordenar que se haga pública información que considere está relacionada con violaciones graves a derechos humanos.

"Lo que quedó es que no se podrá reservar información relacionada con violaciones graves a derechos humanos, ni siquiera en su proceso de investigación. Eso nos parece que es positivo. Tanto el Ifai como la CNDH podrán pronunciarse, el Ifai desde el punto de vista de interpretación sobre un presunto caso de violación de derechos humanos", dijo en entrevista con MILENIO.

Campos explicó que también se solucionó el desacuerdo sobre la causal de reserva de información relacionada con la estabilidad económica, financiera y monetaria del país.

"Una causal de reserva que levantó mucha polémica sobre que se proponía que se pudiera reservar información relacionada con la estabilidad económica, financiera y monetaria del país. Considerábamos que esta causal era demasiado amplia. Afortunadamente no quedó", dijo.

En la nueva ley se obligará a todos los entes que deban proporcionar información a ofrecer una prueba de daño al ciudadano cada vez que rechacen brindar información:

"Los sujetos obligados tendrán que entregarle al ciudadano una prueba de daño en donde demuestren que hacer pública la información que solicita causaría un daño mayor al beneficio de su difusión ", explicó Campos.

Para Campos, una de las preocupaciones sobre esta ley es el artículo 100 con el que "queda vulnerable la prevalencia de la ley".

Explicó que este artículo establece que "en otras leyes será posible establecer aspectos o mecanismos de reserva de información siempre y cuando no contravengan la ley", lo cual le parece que puede vulnerar la ley de transparencia, pues se podrán aprobar leyes contrarias y en el tiempo en el que se demuestre que van contra la ley pueden surtir efecto las reservas.

"Se va a requerir un esfuerzo para demostrar que una ley está contraviniendo nuestra ley general creo que ese artículo era innecesario", dijo.

Lo que falta de la reforma de transparencia

Mariana Campos recordó que aún está pendiente la aprobación de la Ley General de Archivos en la que se deberá definir como se deberá producir y generar la información.

"Sin información no hay transparencia. Falta definir cómo vamos a producir estos archivos, cómo los vamos a manejar o a extinguir en su caso, para evitar que se pueda trastocar el acceso a la información pública", dijo.