Ley que limita a periodistas en Sinaloa viola garantías: CNDH

Para Raúl Plascencia se sienta un mal precedente. Invitó a legisladores a cuidar que las leyes que aprueban no sean contrarias a las Convenciones de derechos humanos.
El presidente de la CNDH, Raúl Plascencia, planteó el presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Ernesto Cordero, se incluya en el próximo periodo de sesiones una adecuación al artículo 57 del Código de Justicia Militar.
El presidente de la CNDH, Raúl Plascencia (Milenio-Archivo)

Guadalajara

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, sostuvo que la ley aprobada que impide a los periodistas en Sinaloa cubrir notas policiacas es violatoria de garantías y sienta un mal precedente.

 

“Es muy clara la Convención Americana sobre Derechos Humanos en el sentido de que los comunicadores y periodistas deben tener garantizada la más amplia libertad y sin frontera alguna para poder informar, difundir, todo tipo de comunicaciones. Yo les diría que eso (la citada ley) no se ajusta a ese precepto”, dijo en entrevista con medios de comunicación en esta ciudad.

 

El ombudsman señaló que la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Sinaloa “ya tomó cartas en el asunto y lo está atendiendo”, por lo que la CNDH no intervendrá, en espera de la resolución del organismo sinaloense.

 

“Sin duda es un mal precedente”, lamentó.

 

Plascencia Villanueva opinó que es el Congreso del Estado de Sinaloa, el mismo que debe actuar para resolver el conflicto “y cuidar que las  leyes que se aprueben no sean contrarias a las Convenciones de derechos humanos y sobre todo que no limiten las libertades, por el contrario que las amplíen”.

 

El jueves pasado el Congreso de Sinaloa aprobó limitaciones al ejercicio periodístico, al dar el visto bueno a la reforma a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado con motivo del nuevo Sistema de Justicia Penal que entrará en vigor en Sinaloa este 15 de octubre.

 

Los legisladores autorizaron por unanimidad una adición del artículo 51 bis que establece que los periodistas no podrán tener acceso directo a información de investigaciones realizadas por la dependencia a cargo de la procuración de justicia, es decir no podrán tomar fotos o videos en el lugar donde se comentan los presuntos delitos; ni obtener declaraciones de los funcionarios.