Nueva ley de trata no es un retroceso: Angélica de la Peña

La presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Senado, confirmó que este miércoles subirá al pleno de la Cámara de Senadores una "reforma muy profunda" en materia de trata de personas.
Las senadoras Angélica de la Peña y Laura Saldaña durante la discusión del dictamen de trata de personas.
La senadora Angélica de la Peña, durante la discusión del dictamen de trata de personas. (Cortesía)

Ciudad de México

La nueva ley de trata que este miércoles discutirá el pleno del Senado no es un retroceso, aunque se deroguen muchos artículos de la ley anterior, precisó la senadora del PRD, Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

"Con la reforma dejamos precisado cuál es el delito... Ahora se entiende qué es la explotación de una persona... Se incluye la pornografía, explotación y turismo sexual de personas menores de edad, matrimonio o el embarazo forzado, reclutamiento forzado", dijo.

La senadora Angélica de la Peña recordó que la trata de personas se ejerce en México con fines de explotación sexual y laboral, contra grupos en situación de vulnerabilidad, cuando se les retiene contra su voluntad.

En entrevista con MILENIO, dijo que la nueva ley precisa los delitos, ayuda a prevenirlos y obliga al Estado a hacer un diagnóstico del problema para combatir la trata de personas.

"Estableciendo que tiene que haber un diagnóstico de los distintos delitos de trata para que sea una política de Estado para la prevención", dijo.

La nueva ley busca sustituir a la "ley general para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de estos delitos", derogando diversos artículos de la misma, situación cuyos opositores como la ex diputada federal Rosi Orozco han criticado.

Ante las críticas, la senadora Angélica de la Peña, dijo que el nuevo ordenamiento precisa la variedad de delitos que deben considerarse como trata, amplía los sujetos víctimas de trata y define un marco para la prevención de la misma.

"Es una reforma muy profunda, he oído que hay señalamientos respecto a que hay un atraso porque derogamos algunos artículos, lo que estamos haciendo es perfeccionando los tipos penales que distinguen esta ley... Los avances que hemos logrado para reformar adecuadamente, correctamente esta ley nos permiten garantizar que haya una eficiencia en la persecución de los delincuentes, en la protección y atención a víctimas y por supuesto en la reparación del daño. Y me parece muy trascendental la definición de las políticas de prevención que el Estado está obligado para que puedan prevenirse este tipo de delitos", dijo.

La senadora del PRD confirmó que este miércoles "se va a convocar a la sesión nada más para ver ese tema", la discusión, y en su caso, aprobación de la "ley general en materia de trata de personas", que todavía tendrá que ser enviada a la Cámara de Diputados.

Qué contiene la nueva ley de trata

De acuerdo con la senadora Angélica de la Peña, el dictamen aprobado el lunes por comisiones unidas del Senado establece:

- Nuevas obligaciones para autoridades en materia de atención y asistencia de las víctimas, como la "aplicación de protocolos para brindar los servicios de atención en materia de asistencia jurídica, salud, educación, empleo, reunificación familiar, regreso digno y seguro al lugar de residencia, situación migratoria o protección, entre otros".

- Se perfeccionan los tipos penales y se incorporan nuevas conductas delictivas, por ejemplo, "para imputar el delito a un delincuente el Ministerio Público tenía que acreditar el daño a seis bienes jurídicos: vida, dignidad, libertad, integridad, seguridad y libre desarrollo de niñas, niños y adolescentes; con las reformas sólo se tiene que acreditar el daño al libre desarrollo de la personalidad".

- Se determina correctamente la diferencia entre medios comisivos y las agravantes -"por ejemplo, en que el delincuente sea servidor público, haya sido condenado con anterioridad por el mismo delito, sea miembro de un refugio, albergue y casa de transición o forme parte de una organización de la sociedad civil vinculada a la atención de víctimas del delito".

- Se incorporan varios principios internacionales en los criterios de operación de la ley, como "la máxima protección a la vida, dignidad humana, libertad, seguridad y derechos humanos de las víctimas".

- Se establecen mejores mecanismos de protección para las víctimas, como "el derecho a la intimidad consistente en proteger la vida privada, identidad, nacionalidad, filiación, parentesco, datos personales o cualquier otro tipo de información que la identifique, revictimice o exponga a un riesgo".

- Se determina la operatividad para la comisión intersecretarial y el programa contra la trata de personas, "lo cual permite que entidades federativas armonicen sus políticas públicas contra la trata de personas".

- Se integran novedosos mecanismos de coordinación para las 32 Entidades Federativas, como "la obligación para las entidades para crear refugios, albergues y casas de transición, en lugar de solo apoyar su creación".

La trata según la nueva ley

La senadora Angélica de la Peña explicó que la nueva ley establece como trata "a quien para sí, o para un tercero, consiga, capte, enganche, transporte, traslade, aloje, reciba, retenga, entregue, oculte, reclute o transfiera con fin de explotación mediante: amenaza; el uso de la fuerza u otra forma de coacción; el engaño; la seducción; el abuso de poder; el aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad; el ofrecimiento, la concesión o recepción de un pago o beneficio a un tercero que ejerza dirección, influencia o autoridad, sobre otro; o el consentimiento de una persona que ejerza dirección, influencia o autoridad, sobre otro.

Los opositores a la nueva ley

Para la asociación civil "Comisión Unidos contra la Trata" que dirige la ex diputada federal panista, Rosi Orozco, la nueva ley es un "retroceso" porque representa "una iniciativa de reforma que propone derogar decenas de artículos, elimina agravantes, que no exista un fondo de recursos especial para víctimas y se sancione la publicidad que fomenta el ilícito sólo cuando sea dolosa, entre otros aspectos".