Legisladores exigen garantías a Peña

Miguel Ángel Osorio garantiza atención y pide rechazar los llamados que inciten violencia.
La senadora priista acusó que su oficina en Juárez fue atacada.
La senadora priista acusó que su oficina en Juárez fue atacada. (Jesús Quintanar)

México

La senadora priista Lilia Merodio exigió al gobierno federal que brinde las garantías necesarias para los legisladores que han sido agredidos en sus estados, tras avalar la reforma hacendaria.

A ello, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ofreció que se atenderán las preocupaciones de los legisladores, al subrayar que no se pueden atender llamados a la violencia hacia quienes cumplen con su responsabilidad “y tienen derecho a estar o no de acuerdo”.

Merodio se acercó con el presidente Peña Nieto y le entregó un sobre en propia mano y luego planteó su preocupación al secretario Osorio Chong, quien comisionó al subsecretario Eduardo Sánchez para ver el caso.

En entrevista, Merodio relató que tras avalar la reforma hacendaria con la homologación del IVA en las fronteras, su oficina de enlace en Ciudad Juárez fue agredida inicialmente con cartulinas colocadas en la pared exterior, pero más tarde  hubo quien arrojó piedras y rompió los cristales.

Acusó que se ha orquestado una campaña de linchamiento por grupos muy radicales en las redes sociales, y en lo personal ya la hackearon sus cuentas de Facebook y Twitter, desde antes de que se discutiera ante el pleno la reforma hacendaria.

—¿Teme por su seguridad?

—Por supuesto que temo por mi seguridad y lo he hecho ahorita del conocimiento del secretario de Hacienda y del propio presidente de la República, indicó al ser entrevistada en el recinto de Xicoténcatl, donde ayer acudió el jefe del Ejecutivo a la entrega de la Medalla Belisario Domínguez.

La senadora consideró necesario evitar estas campañas de odio, que han sido orquestadas por panistas, pues debe haber tolerancia y respeto a los acuerdos que se logran en el Congreso.

“Como persona me veo agredida por estos grupos radicales, porque publicaron mis teléfonos, la dirección de mi casa y de mi oficina de enlace”, acusó.

Entrevistado en el Senado, Osorio Chong reprobó estas campañas, al indicar que el gobierno ya trabaja con los legisladores en este tema, pues “debemos evitar ese tipo de llamados a la violencia, el llamado a lastimar a quienes cumplen con un trabajo en este país democrático en el que se tiene derecho a estar o no acuerdo y que están cumpliendo con una responsabilidad”.

Consultado si han afectado las campañas de odio como acusó el coordinador de la diputación perredista, Silvano Aureoles, el coordinador en el Senado, Miguel Barbosa, dijo que en esta cámara no se han resentido ese tipo de intimidaciones.

:CLAVES

CAMPAÑA FASCISTA

Manlio Fabio Beltrones, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, calificó de “fascista” la campaña de linchamiento y exigió detener el discurso de confrontación.

“Resulta muy lamentable que algunos partidos políticos, acompañados de ciertas organizaciones, alienten discursos de odio y actitudes de linchamiento sobre una decisión soberana y responsable”, manifestó.

El líder de los diputados priistas consideró que campañas como éstas solamente consiguen polarizar al país y a todos los mexicanos.