“México, con posibilidades no siempre aprovechadas”: Walesa

Previo a su visita a la Cumbre de Negocios en Querétaro, el ex presidente de Polonia cree que el país está en desarrollo y “a veces algo lo frena”.
El ex líder sindical reconoce que hay diferencias en Europa, pero la tecnología derribará esas fronteras.
El ex líder sindical reconoce que hay diferencias en Europa, pero la tecnología derribará esas fronteras. (AFP)

Madrid

Es un referente histórico y moral para los suyos, pero también para muchos europeos que vieron cómo un humilde electricista que no tenía más armas que la palabra y un innato poder de convencimiento fue capaz de plantar cara a la poderosa Unión Soviética, apoyado por un sindicato que reclamaba despojarse de la opresión.

Condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1983, el diario El País calificó a Lech Walesa (Popowo, Polonia, 1943) como uno de los pocos hombres que pueden presumir de haber cambiado el rumbo de la historia sin que una vocación política le animara a ello.

Antes de viajar a México, donde participará en la Cumbre de Negocios de Querétaro, que inició ayer, Walesa recibe a MILENIO en su oficina, sede de la fundación que lleva su nombre. Un lugar enorme, con varios libreros en los que se pueden ver ejemplares de historia, novela e incluso poesía. Pero sobresalen dos grandes crucifijos, uno de ellos está casi detrás de su escritorio y otro en la entrada.

El despacho de Walesa tiene una vista inmejorable, quizá la mejor de Gdanska, una pequeña ciudad considerada la mayor zona portuaria del país. Allí el ex presidente polaco (1990-1995) comenzó su lucha. Su oficina está en el ático de la calle Dlugi Targ, la más transitada y turística, que en esta época del año, cuando aún no llega el frío, se ve repleta de terrazas y jóvenes.

Walesa, que en la solapa de su chaqueta lleva —como desde hace años— la imagen de la Virgen de Czestochowa, es un hombre bien informado. En su escritorio hay varios periódicos locales y tiene puesta la radio para escuchar noticias. La tecnología se le da bien, maneja hábilmente su iPad.

¿Cómo ve el mundo desde su oficina?

Depende de qué ventana esté mirando. Si es al este, veo a Ucrania y Rusia, que no van muy bien. Al oeste veo a Alemania y veo el bienestar, son diferentes vistas que tengo a través de varias ventanas.

¿Se siente un referente moral, como le consideran en muchas partes?

Estoy trabajando, resolviendo muchos problemas de la vida. Digo lo que pienso y a veces acierto en definir algunos de éstos, eso me da la posición que tengo. Tengo amigos, pero también enemigos.

¿La vieja Europa está más dividida que nunca?

No, porque la tecnología, los móviles, la televisión satelital e internet borran las fronteras. Por supuesto hay diferencias en cuanto al desarrollo y las condiciones sociales en sus diferentes países, en los impuestos, en los servicios de salud, pero cada vez hay menos diferencias. Si seguimos trabajando como lo estamos haciendo ahora, dentro de pocos años en Europa se van a eliminar esas diferencias y entonces vamos a comprometernos más en la globalización.

¿Cree que Alemania tiene demasiado poder en la Unión Europea?

Son más ricos que los demás, tienen una economía mucho mejor y eso les posiciona en un lugar mucho mejor que los demás en el continente. Eso no ha sido forzado, así son los hechos.

¿Cómo ve a la actual Rusia?, calificada como autoritaria e intervencionista

Rusia sufre un retraso de unos 30 o 50 años comparada con Europa, también desde el punto vista mental e intelectual. Todavía sigue utilizando la fuerza y Europa ya no hace eso. Están amenazando con armas atómicas y no se da cuenta que la OTAN tiene mejores soluciones. El Occidente es mucho más responsable y no recurre a las amenazas, pese a contar con mayores y mejores armas, pero Rusia sigue amenazando. Por eso el Occidente se queda sin soluciones, porque no puede responder con las mismas amenazas. Pero es muy posible que los rusos tengan un problema mucho más grave: alguien le sugirió a Vladimir Putin (presidente ruso) construir una Rusia grande, añadiendo a Ucrania y otros países y cerrar de forma hermética las fronteras separándose de lo que llama el “Occidente podrido”. Las libertades morales y otras de las que goza Occidente son consideradas por Rusia como algo nefasto. Y Putin puede querer cerrar las fronteras rusas para no evitar el paso de la civilización occidental. Si eso fuera verdad, sería una idea peligrosa que nos daría motivos para tener miedo.

Tomando en cuenta lo que dice, ¿Putin es un peligroso incluso para los rusos?

Para Rusia y para el mundo, porque quiere cerrar su país con una especie de gran muralla china y separarse de Occidente y construir una civilización únicamente rusa, lo cual es absurdo. Pero no se puede entender su comportamiento de otra manera, porque a pesar de las guerras, de la sangre derramada, ahora quiere echar abajo las fronteras entre los países europeos y él está haciendo precisamente lo contrario. Putin es un hombre muy bien educado, con buena formación, fue coronel de la KGB, es un hombre inteligente. Con todo y eso, tiene ideas de ciencia ficción, porque su pensamiento no se puede entender de otra forma.

¿Qué tan importante ha sido en su vida Juan Pablo II?

Soy, como usted puede ver, un católico practicante. Por supuesto que mi Dios es Dios de computadoras más modernas, de la nueva generación, no tiene que ver con la época medieval ni con supersticiones, es fe en Dios de nuestros tiempos. Y el Papa es la fuerza superior en temas de la fe y estoy sometido completamente a él. Estoy y siempre estaré de acuerdo con sus palabras y nunca me opongo a su autoridad.

Por supuesto que el ámbito de la política es otro tema y no la mezclo con la religión. Pero sin fe, sin el Papa, no veo mi papel en este mundo. Para ser feliz no es suficiente con tener el pan y la salchicha, hay que equilibrar el espíritu y el cuerpo, entonces la vida tiene sentido.

¿Cuáles considera que son los tres principales problemas de América Latina?

El mundo no siempre ha tratado bien a América Latina, se han aprovechado mucho de ese continente, de sus recursos. Hace años eso trajo beneficios, pero ahora vemos que todo ha sido un gran error.

Hemos provocado un desarrollo no equilibrado en América Latina y ahora todo el mundo está perdiendo por ello, le faltan socios, pero hay que ayudar en su desarrollo y equilibrar las pérdidas que tuvo en su momento. Es importante provocar un desarrollo común allí, insisto, porque es una región que tiene un capital humano muy importante. Todos sus logros en la medicina, en otros ámbitos, todos son gracias a América Latina. Hace un tiempo estuve en una clínica de Houston, porque tuve problemas con el corazón, allí me atendió gente de América Latina. En ese continente hay muchas personas con un gran talento y les necesitamos en el mundo, pero si no les damos la oportunidad para desarrollarse, vamos a perder todos. Por eso, es importante que la comunidad mundial tenga otra política hacia la región.

¿Qué sabe de Vicente Fox?

Ahora no estamos tan cerca como lo estuvimos antes. Hubo una época en que tuvimos mucho contacto. Valoré mucho su trabajo, aunque después creo que se perdió un poco, al menos esa es la impresión que me dio. Tengo que contactarlo otra vez para saber qué pasa con él. Le tuve mucha simpatía y fue muy valiente como presidente, construía muchas cosas. ¡Ah, tuvo muchas fantasías!

¿Conoce a Enrique Peña Nieto?

No, jamás he tenido contacto con él, aunque creo que en algún momento coincidimos, porque he estado varias ocasiones en México y tal vez es posible que en una de éstas nos hayamos cruzado. No lo conozco bien.

¿Lo verá en su visita a México?

No lo sé, ni siquiera he visto el programa, pero es posible.

¿Cómo se ve México desde estas ventanas?

Como un país que tiene muchas posibilidades pero no siempre aprovechadas. El país se está desarrollando, pero a veces algo lo frena, así es como le percibimos desde aquí. Insisto: México es un país que tiene muchas posibilidades no aprovechadas.

¿Qué que le falta a México para despegar en el panorama mundial?

Ser un poco más activo, desde el presidente hasta sus embajadores para atraer a más gente e inversiones de todo tipo. Deben aprovechar más el ámbito turístico, atraer a mucha más gente, porque México es un país muy bonito. Es un país que podría tener mucho más provecho si fuera más activo en su política.