Lamenta GESS retraso sobre matrimonio igualitario en NL

La directora del grupo, Mariaurora Mota, en cambió aplaudió a la Presidencia de la República por garantizar la unión entre parejas del mismo sexo.
La activista pidió a los medios de comunicación reflexionar sobre el trato que le dan a las personas trans.
(Foto: Archivo)

Monterrey

Tras conocer de forma directa las iniciativas presentadas por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entre las que se incluye la de modificar el Artículo 4° de la Constitución para garantizar el matrimonio igualitario entre adultos en todo el país, la directora del grupo GESS, AC, Mariaurora Mota, celebró el hecho, pero lamentó el retraso que aún se vive en Nuevo León.

La activista fue una de las casi 100 personas que se encontraban en esta reunión con la presidencia.

"Hoy es un excelente día para la comunidad, es la primera vez que el Presidente de la República se reúne con los activistas que hemos trabajado por muchos años por los derechos del colectivo LGBTTI.

"Y lo que vemos es que se están dando hechos concretos, pasar del discurso a los hechos concretos", mencionó.

Sin embargo, la situación que se vive en la entidad aún es de poco interés y los interesados en el tema han tenido que migrar a Coahuila para poder oficializar sus relaciones de pareja.

"En el estado estamos en el Congreso retrasados, y no nada más esta Legislatura, sino las anteriores, nos quedamos como el único estado de la República Mexicana que no tiene una Ley Contra la Discriminación.

"Además, es triste ver que en Coahuila ya se aprobó el matrimonio igualitario y que las parejas de Nuevo León tienen que acudir a Saltillo o a Coahuila a casarse, más de 80 parejas han tenido que ir allá a ejercer su derecho al matrimonio, porque aquí en Nuevo León aún no lo tenemos", lamentó.

Por otra parte, el trabajo y la lucha de su grupo irá en un sentido de protección a su comunidad más vulnerable, la trans

"Con el tema trans estamos trabajando para que se logre el cambio de nombre y de género de las personas trans, y que la certeza jurídica, su identidad jurídica, les va a dar entrada a otros derechos como lo son el derecho a la educación, al trabajo, a la salud, etcétera", precisó.

La realidad para las personas trans, explicó, es de una pérdida generalizada tras realizar su cambio, acompañada de una agresión constante.

"Existe muchísima violencia hacia la comunidad trans, desde las familias, en los trabajos, casi todas las personas que hacen su transición, ya sea de hombre a mujer o de mujer a hombre, pierden el trabajo debido a la situación de transfobia dentro de las empresas.

"A los niños y jóvenes trans también sufren muchísimo bullyng dentro de las escuelas", puntualizó Mariaurora Mota, directora del grupo GESS, AC (Género, Ética y Salud Sexual).