Cuatro empresas, las que manejan 'La Bestia'

Ferromex, Ferrosur, Kansas City Southern de México y Ferrocaril del Istmo de Tehuantepec son las responsables del tren migrante; se invertirán mil 211 mdp este año para su modernización.
Sibre las vías del tren de Tlamaco pasan un promedio de diez trenes diarios.
(Alejandro Reyes Álvarez)

México

El sistema ferroviario de carga en México cuenta con 23 mil 804 kilómetros de vía y es operado por nueve empresas tras la privatización en 1996; en lo particular, el trazo que al paso de tiempo se ha relacionado con los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos está concesionado a cuatro empresas en sus diferentes tramos de Chiapas a Tamaulipas.

Ferromex,  Ferrosur y Kansas City Southern de México son tres de ellas, además de Viabilis Holding, aunque esta última no ha tomado posesión desde que le fue dada la concesión en 2007, y en la práctica Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) es la firma que opera.

En algunas regiones del país, el tren lleva el sobrenombre de La Bestia, sobre todo en el sureste, porque Chiapas es el punto de entrada al país para los migrantes centroamericanos.

En esa entidad, el tren es manejado por Ferrocarril Chiapas Mayab, cuya concesionaria es la empresa Viabilis Holding, pero es operada desde 2007 por Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec. Sin ser un tren de pasajeros, sino exclusivamente de carga, es el medio de transporte que aprovechan los migrantes en su camino para llegar a Estados Unidos.

Sin embargo, el problema de migración para el ferrocarril Chiapas Mayab no es el principal a resolver, sino la calidad de la vía, por ello una de las principales preocupaciones es atender esta infraestructura que es operada hasta el momento por el gobierno federal a través del FIT.

La mala calidad de la vía permite alcanzar una velocidad de solo 15 kilómetros por hora


Con una inversión de mil 211 millones de pesos que se comenzaron a ejercer a partir del 1 de junio, el ferrocarril Chiapas Mayab, que recorre el sureste del país desde la frontera con Chiapas a Mérida, busca alcanzar un equilibrio financiero hacia 2015.

Gustavo Baca, director general del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) y operador de la vía del Chiapas Mayab, dio a conocer que como parte de la estrategia del gobierno federal para atender el sureste del país, estas inversiones permitirán al ferrocarril reducir el número de accidentes y paulatinamente incrementar la velocidad en esta vía.

En entrevista con MILENIO, explicó que es una vía que en general se encuentra en “malas” condiciones por dos razones principalmente, por los eventos meteorológicos que afectan la región, así como por la escasez de madera de buena calidad para el mantenimiento de los rieles.

Por ello, Gustavo Baca precisó que como parte del Plan Nacional de Infraestructura, que prevé una inversión global de 6 mil 58 millones de pesos para la modernización y rehabilitación del Ferrocarril Chiapas Mayab, este año se ejercerán mil 211.7 millones de pesos. Los recursos se aplicarán para el cambio integral de 100 kilómetros de vía y el insertado de 150 mil durmientes de concreto en los tramos que comprenden Coatzacoalcos y Campeche.

Estas inversiones permitirán a la operación del Ferrocarril Chiapas Mayab revertir la mala calidad de la vía que solo permite alcanzar una velocidad máxima de 15 kilómetros por hora, muy por abajo del promedio nacional de 26 kilómetros por hora, aproximadamente. Asimismo le permitirá revertir la pérdida operativa de la empresa de cerca de 25 por ciento al primer semestre del año.

Paulatinamente se podrá incrementar la velocidad y mejorar los indicadores de carga, la cual se  prevé duplicar hacia el 2015 y pasar de 1.5 millones de toneladas kilómetro netas a 2.5 millones de toneladas kilómetro netas.

El ferrocarril Chiapas Mayab es un medio de transporte clave para las industrias de la construcción, cementeras y agrícola, entre los principales productos que transporta están: el cemento, fierro para construcción, chatarra, arena sílica, maíz, trigo, combustóleo, detergente y jarabe de fructosa.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]