Pide PAN en Senado políticas públicas con enfoque familiar

José María Martínez dijo que ante la violencia que se ha recrudecido en el país, lamenta que la Presidencia de la República no esté desarrollando políticas públicas con perspectiva familiar.
José María Martínez, senador del PAN por Jalisco
José María Martínez, senador del PAN por Jalisco (Milenio Digital)

Ciudad de México

El panista y presidente de la Comisión para la Familia del Senado, José María Martínez, llamó a diseñar políticas públicas desde un enfoque donde se voltee a ver a las familias para restituir la armonía y el Pacto Social, toda vez que "la impunidad e inseguridad que prevalece ha diluido la humanidad en nuestro país".

Ante la violencia que se ha recrudecido en el país, el legislador lamentó que la Presidencia de la República no esté desarrollando políticas públicas con perspectiva familiar, donde los tres poderes puedan trabajar en el diseño, la implementación y la ejecución de políticas públicas con perspectiva familiar y comunitaria, para robustecer a la sociedad.

El también secretario de la Comisión de Justicia subrayó que actualmente existe un agotamiento de la sociedad respecto al Estado Mexicano y sus instituciones.

“Hoy es un momento, una etapa histórica e inédita para nuestro país, ya que hay un agotamiento de la confianza de los mexicanos para con algunas de las instituciones del Estado, hay un agotamiento para con el Estado Mexicano por la falta de sensibilidad, hay un agotamiento en el ánimo y en la confianza de los mexicanos porque está creciendo la impunidad y está diluyéndose la humanidad en nuestro país”, acusó.

Al abundar que el agotamiento de la sociedad permite a la Comisión de la Familia hacer el planteamiento de ver, desde este ámbito al Pacto Social que México requiere para estar en paz y en armonía.

“También se debe ver al desarrollo económico, desde la familia, para evitar las nulas oportunidades que hoy los mexicanos se encuentran en materia económica, de empleo y educación”.

El panista se pronunció porque el Estado Mexicano se obligue a trabajar de manera integral para la familia y no a través de individuos.