“Buena relación con el Ejecutivo no quiere decir sometimiento”

José María Frausto Siller, después de transitar por el ámbito educativo, ahora como diputado se prepara para asumir su nueva responsabilidad, quizá como presidente de la Junta de Gobierno del ...
José María Frausto Siller, Diputado local electo por el III Distrito con sede en Saltillo.
José María Frausto Siller, Diputado local electo por el III Distrito con sede en Saltillo. (Juan Antonio Martínez Barrios )

Saltillo, Coahuila

Rector de la UAdeC, Subsecretario de la SEP nacional, entre otros cargos, José María Frausto Siller incursiona ahora en el ámbito legislativo.

Diputado local electo por el III Distrito con sede en Saltillo, se prepara para asumir a partir del primero de enero próximo su nueva responsabilidad y posiblemente como presidente de la Junta de Gobierno. En entrevista Anticipa que será una Legislatura que abrirá las puertas a la ciudadanía para alentarla a que presente puntos de acuerdo e iniciativas.

¿Hasta dónde será cómodo legislar prácticamente sin oposición?

Yo no sé si sea cómodo o no. Creo que lo que nos debe motivar es el proyecto para la ciudadanía y en la medida en que podamos conseguirlo o consensuarlo con quien debamos hacerlo lo vamos a hacer. Eso es lo que debe animarnos a realizar las cosas. Indudablemente que vamos a tener una mayoría que vamos a usar para concretar proyectos para la ciudadanía.

¿Le hubiera gustado un Congreso más equilibrado?

Pues como no tengo experiencia en los congresos no puedo decirte sí o no, lo que sí debemos aprovechar es que tengamos un Congreso que nos permita realizar proyectos. Acuérdate que el primer compromiso que hicimos fue nada de nuevos impuestos, nada que vaya en contra de la economía familiar. Aparte el proyecto de diez nuevas leyes en las que desde estos momentos vamos a estar trabajando para poderlas concretar rápidamente cuando arranquemos en enero.

Si en la primera mitad de este gobierno estatal se aprobaron más de 130 iniciativas, ¿cuál es el panorama para la segunda mitad?

Que se terminen algunas de las situaciones importantes a la que se ha comprometido la actual Legislatura, que me parece es de las más productivas que ha habido por la cantidad de nuevas leyes que se han promulgado. Nosotros esperamos abrir mucho la puerta para que la ciudadanía presente solicitudes de puntos de acuerdo,  iniciativas que nos permitan enfocarnos realmente al interés ciudadano. En la campaña estuvimos con cámaras de comercio, con asociaciones civiles, la verdad de una manera muy satisfactoria, pero también les expresamos que nos gustaría escuchar iniciativas de ellos. ¿Cuantas iniciativas ciudadanas tenemos? Muy pocas. Yo recuerdo alguna del doctor Avilés sobre niños con capacidades diferentes. La iniciativa ciudadana permite que te enfoques a ese tema, que hagas  los foros y las consultas que sean necesarias. Vamos a procurar y lo hemos platicado todos los diputados electos, un Congreso muy cercano a la gente, que la gente lo sienta propio. Nos hemos comprometido todos a tener casas de gestión en cada distrito, a estar permanentemente recibiendo a la gente en las consultas que se requieran, convertirnos en verdaderos gestores de ellos ante los secretarios, ello implica una relación de mucho respeto y muy profesional con el Ejecutivo y su grupo de trabajo, pero donde podamos nosotros también estar revisando que los presupuestos se enfoquen a la solución de los problemas ciudadanos. Queremos incidir en el presupuesto para que los proyectos obedezcan a esas inquietudes.

¿Será una Legislatura a modo, dócil ante el Ejecutivo?

No, no. Será una Legislatura comprometida, insisto, con la gente que nos eligió. El que nosotros tengamos una buena relación con el Ejecutivo no quiere decir que estaremos sometidos ni mucho menos. Quiere decir que debemos respaldar las políticas gubernamentales que nosotros apreciemos que van en beneficio de la ciudadanía.

¿Qué opina de la “sana distancia” entre Ejecutivo y Legislativo?

Así como lo define el concepto: es muy sana esa distancia porque la preocupación será mantener los canales abiertos, de comunicación entre la comunidad y el gobierno y preocuparnos que realmente los proyectos, el presupuesto, los programas obedezcan a las necesidades que tiene la gente.

¿Qué hay que reformar en Coahuila en materia legislativa?

Tenemos temas muy importantes por analizar, aparte de las diez leyes que ya nosotros propusimos llevar a cabo. Me gusta mucho la actitud que tiene el Ejecutivo en ese sentido. Porque es muy parecida a la que tiene el presidente Peña Nieto. O sea, es el nuevo estilo de gobernadores que no han llegado para transitar en el gobierno, llegan para transformar a México. Lo que hizo Peña Nieto con las once reformas importantísimas en estos primeros dos años, me parece que es ejemplar. Me ha tocado participar en el gobierno federal y sé lo que significa que se decida sacar una reforma integral. Son similares porque el gobernador es una persona que sí toma el toro por los cuernos.

¿Simpatiza con la ley que obliga a los empresarios a pagar el salario del empleado desaparecido?

El tema no es que te obligues a pagar. Todo mundo tiene claro que debemos hacerlo, seguir manteniendo a la familia. El tema es cómo se considera desaparecida la persona. O sea ese proceso tiene que quedar muy claro para que los empresarios no tengan la preocupación. En el trabajo a ti o a mí nos secuestran o desaparecemos, creo que tienes el derecho a que tu familia siga recibiendo el salario. Pero que sea suficientemente estricto y transparente para que todo mundo lo acepte.

¿Es un hecho que usted presidirá la Junta de Gobierno del Congreso?

En este momento yo estoy ayudando a coordinar los trabajos. Es muy importante desarrollar una agenda legislativa precisa.  Nos interesa escuchar la opinión de los actuales (diputados). Somos gente respetuosa de quienes están ahorita en su responsabilidad. Nos interesa mucho darle seguimiento a su trabajo porque hay temas que deben terminar debidamente, que van desde la Comisión de la Deuda y otras comisiones especiales. Eso es lo que nos interesa, vamos a entrar en un diálogo desde la semana entrante para revisar dónde están, qué puntos son importantes que terminen para  luego nosotros construir una agenda con todas las comisiones que existen, son como 26, algunas especiales, otras institucionales. Unas deberemos fortalecerlas, hablamos de Pensiones, del gas shale, obviamente profesionalizarlas más. En el caso de la extracción del gas, la gente se empieza a alarmar, que la contaminación de mantos acuíferos, que sobreexplotación del agua, cuando en realidad existen las tecnologías para garantizar que eso no ocurra. Pero necesitamos que exista la información adecuada en la comunidad. Si no garantizar que todos estemos de acuerdo, sí garantizar que a todos se les escuche y que sobre esa base, pues esto es una democracia, tomemos la decisión que más convenga a la mayor parte de la sociedad.

¿Será difícil pasar del ámbito educativo, donde se ha desempeñado, al legislativo?

No sé porque todavía no estoy acá. Pero tengo toda la más firme intención de hacerlo de la mejor manera. He estado tanto en lo educativo como en otras áreas, como Fidagua, un organismo que se profesionalizó mucho, contratamos a los mejores expertos mundiales en todo lo que es exploración del agua, saneamiento del agua y administración del agua, o sea me dio un conocimiento acerca de los procesos y es un tema muy importante para el Estado y particularmente para la Región Lagunera por lo de la sobreexplotación y el arsénico; en Saltillo existe la necesidad de ampliar la capacidad, es una ciudad sin río ni presas cerca, a mil metros arriba respecto a los lugares cercanos y reclama una solución madura, de fondo que no tiene que ver con la administración del agua, que ahorita es polémica.

El del agua es un tema conurbado que se comparte con Arteaga, Ramos Arizpe, Parras y General Cepeda y así debe abordarse. Afortunadamente la población educativa nos va a respaldar en hacer proyectos buenos para la ciudadanía.

¿Qué experiencia le dejó su paso por la UAdeC?

Una gran formación, un gran conocimiento en el Estado. Me parece que ha sido la mejor de las responsabilidades que he tenido. Ser rector te da la posibilidad de, en primer lugar por la autonomía, de imaginarte bien los proyectos, realizarlos, no tener los problemas de contratiempos. A mí me tocó en la SEP manejar todos los recursos de la Secretaría, que ahorita andan en 400 mil millones de pesos. Aun así ante la tramitología y debido a la burocracia, es decir la mala burocracia que existe, hay veces que tienes muchos recursos y no los puedes aplicar porque las leyes que existen a veces no se han hecho para que las cosas ocurran, sino para complicarlas un poco más.  En cambio, ser rector significa imaginarte los proyectos, llevar a la comunidad sobre situaciones importantes, decidir sobre todo y hacer que los proyectos sucedan en tiempo. En Torreón concretamos la Ciudad Universitaria en consenso con los grupos, los empresarios decidieron quién realizaría la obra. Se logró consolidar mucho la confianza en la Universidad de toda la Comarca Lagunera. Eso es lo que necesitamos, que haya más organismos ciudadanos en el gobierno vigilando los procesos, que además es lo único que garantiza que, trascendiendo las administraciones municipales y estatales, los proyectos continúen de la mejor manera. Necesitamos mucha más gente de la comunidad en todos los organismos que deciden sobre proyectos programas en el Estado.

¿Es cierto que Frausto Siller sigue mandando en la Universidad?

No. Son muchos los rectores que me han sucedido. Me da gusto ver estable a la Universidad. Porque me tocó vivir procesos muy diferentes. Verla enfocada a la superación académica, en planes de desarrollo institucional. Nadie puede decir que manda en la Universidad. Es de las pocas universidades que quedan en el país de voto directo entre alumnos y maestros. A lo mejor hay quien reclama que debemos mejorar las leyes orgánicas, enfocarlas más a la calidad de las instituciones. Es un proceso importante que le corresponde hoy a la Universidad hacerlo. A mí me parece que tenemos que hacerlo porque o lo haces o al rato te lo hacen, así como ha pasado en otras muchas cosas, los organismos tienen la oportunidad de convertirse asimismo para mejorarse. Pero creo que la Universidad va muy bien, me da gusto verla participando junto al gobierno en proyectos para mejorar. Y necesitamos fortalecerla más, contribuir como gobierno en la realización de buenas inversiones. Pero hay muchas otras cosas que hoy se ofertan a nivel nacional y tenemos que aprovecharlas.

¿Cómo eventual líder del Congreso se ubicaría en la carrera por la Gubernatura?

Eso es construir castillos en el aire. No corresponde. Aspiro a ser un buen legislador, a llevar a conclusión tantos proyectos a los que nos comprometimos. De veras, me pareció  que este 16 de 16 obedeció en primer lugar a que como candidatos realmente nos comprometimos y bajamos hacia la comunidad, la escuchamos, hicimos compromisos que hoy tenemos que cumplir y dos, a un trabajo de planeación importantísimo del gobernador. Cualquier situación que se piense que es negativa del Gobierno del Estado él la mata con trabajo. Desde las 6 de la mañana (día de la entrevista) ya andaba en entrevistas y dando a conocer proyectos y viajando hacia el norte. Tenemos un gobernador responsable, muy trabajador, que planea, no quiere decir que todo le salga bien, a veces no todo puede salir bien, pero al menos no se detiene en intentarlo. Hoy veo que esta confianza que el pueblo de Coahuila le dio en estas votaciones al gobernador lo fortalece mucho, permite que los siguientes tres años transiten por la implementación de proyectos que realmente hagan más grande a Coahuila.

Aunque no fueran los tiempos, ¿le gustaría ser gobernador?

No hay nadie que esté participando en política que no le gustaría ser gobernador, pero creo que cada quien debemos hacer mejor lo que estamos haciendo. Lo que realmente tengas seguro hazlo bien, lo demás viene solo.

Usted tiene una buena relación con los diversos grupos y actores políticos en la entidad.

Yo he trabajado con todos los ex gobernadores que están vigentes y con los que no, desde Flores Tapia y con otro increíble gobernador que fue don Braulio Fernández Aguirre, por eso le pusimos su nombre a la Ciudad Universitaria en Torreón. Don Braulio, sin tener los estudios, fue el que más fortaleció a la Universidad. Fue un ejemplo de gobernador que se fija en la educación, seguro de que es la base del desarrollo. Trabajé con don Eliseo, con José de las Fuentes, con Rogelio Montemayor, con Enrique Martínez, con Humberto Moreira y con el actual. Tengo buena relación con todos ellos y además creo que es lo que tenemos hacer, una sinergia con todos. Me da gusto ver a los ex gobernadores participar en proyectos, como don Eliseo al frente del Congreso, a Enrique Martínez en la Sagarpa, a Rogelio al frente del clúster (gas shale). Eso habla de madurez del gobernador y que es lo mejor para Coahuila.

También es tema de gobernabilidad, tener comunicación con ustedes, tiene que fortalecer el Congreso.

Por eso hablo de esa característica del gobernador actual,  él no se fija tanto en que sea de un grupo o de otro, o sea todos somos coahuilenses y tenemos que aprender a hacer mejor lo que estamos haciendo cada quien. Para todos hay posibilidades de participación. Hoy tenemos excelentes alcaldes en Coahuila, en Torreón, en la mayor parte de los municipios, incluso a los de oposición invitándolos que se sumen a este tipo de dinámicas para hacer un buen gobierno para todos.