Informará director de Ayotzinapa a la PGR cómo ubicarlo

Esta será la segunda ocasión que se presentará ante las autoridades ministeriales, pues en enero hizo lo mismo “y no se nos contestó nada”.
José Luis Hernández descalificó las versiones que lo relacionan con el crimen organizado.
José Luis Hernández descalificó las versiones que lo relacionan con el crimen organizado. (Omar Franco/Archivo)

México

José Luis Hernández, director de la Normal Rural de Ayotzinapa, dio a conocer que este lunes entregará un documento a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Guerrero con información de su paradero, a fin de que sepa donde lozalizarlo para que le sea entregado el citatorio que anunciaron las autoridades y declare sobre lo ocurrido en Iguala.

En entrevista, Hernández reveló que hasta el momento no ha recibido notificación alguna de la PGR e incluso aseveró que la de hoy será la segunda ocasión que se presente y entregue esta información a las autoridades ministeriales.

Recordó que en enero pasado, cuando también se mencionó que sería llamado por la PGR para declarar sobre este caso, entregó en la sede estatal ubicada en Chilpancingo sus números telefónicos, las direcciones de trabajo y hogar, así como horarios de sus actividades, "y no se nos contestó nada".

El director de la Normal enfatizó que se enteró de lo ocurrido el 26 de septiembre de 2014 por los medios de comunicación, y solo podrá informar al Ministerio Público de la Federación "qué estábamos haciendo a nivel académico y administrativo, cómo estábamos trabajando.

"Estamos dirigiendo una escuela, esa es nuestra tarea, de las 8 de la mañana hasta las 3 de la tarde y después hacemos actividades como trámites, ese es nuestro accionar.

"Como todo ciudadano, nos dimos cuenta (de los hechos) cuando se comenzó a tener esa información por los medios de comunicación, antes no porque somos ciudadanos comunes y corrientes, hacemos nuestra vida cotidiana y no podemos saber qué está pasando en Iguala", puntualizó.

Hernández dijo que no es "significativo" que se enterara que los estudiantes partían en autobuses desde la escuela ubicada en el municipio de Tixtla, pues afirmó que esta actividad es parte de las acciones que comúnmente realizaban los normalistas.

Respecto a las declaraciones que lo relacionan con el crimen organizado, subrayó que esa información "no tiene peso" y "ya fue rebasada" por lo investigado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH que, dijo, descartó alguna relación con bandas delincuenciales.

"A mí se me acusaba de que yo había armado a los muchachos, que yo los había llenado (sic) de sicarios en su carro para tomar la plaza de Iguala. Eso no fue cierto, porque en la investigación se encontró que no lo fue y, en los hechos, los jóvenes tiraban piedras contra balas.

"No es posible que la gente crea en estas artimañas —que no sé quién busca hacerlo— de tratar de decir que un director, con todas sus limitaciones, sea todo eso. Algunas personas tratan de que la gente se vaya con otras orientaciones cuando ya se dijo, y los expertos encontraron, que no era verdad", resaltó.

Hernández enfatizó que la Normal de Ayotzinapa "no es un centro de reclutamiento de este tipo", y cuestionó que si la PGR hubiera encontrado algo "no estaríamos platicando".

"No somos centros de reclutamiento de ese tipo, somos profesores, estamos en el aula con los estudiantes (...) yo pido que no se difame, que si alguien tiene la información precisa, que se presente ante las autoridades y se haga justicia con todo lo que se encuentre.

"Mientras no pase eso que no se difame. Yo no me he quedado callado cuando me buscan sobre este acto (la desaparición de los 43 normalistas), que es una cosa horrenda", exclamó.

Claves

Antecedentes

- El pasado 27 de enero, la PGR “invitó” al director de la Normal Rural de Ayotzinapa a rendir su declaración ministerial; sin embargo, José Luis Hernández aseguró que no se le había enviado una notificación formal.

- En el expediente que se integró por la desaparición de los 43 normalistas, la procuraduría cuenta con testimonios de presuntos sicarios de Guerreros Unidos, que declararon que el director de la Normal trabaja para el grupo criminal Los Rojos.