AI califica de insuficiente la detención de los Abarca

Amnistía Internacional lamentó que las acciones implementadas no hayan llevado a la localización de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
María de los Ángeles Pineda fue identificada por Sidronio Casarrubias, líder de Guerreros Unidos, como el enlace del grupo criminal desde la presidencia municipal, en compañía de su marido y del secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores Velázquez.
María de los Ángeles Pineda y José Luis Abarca. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Amnistía Internacional consideró que la detención del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y de su esposa, María de los Ángeles Pineda, puede ser un paso adelante en la investigación del caso Iguala pero lamentó que las medidas adoptadas por el gobierno no hayan llevado a encontrar a  los 43 normalistas desaparecidos.

AI afirmó que el hecho de que tras más de un mes de la desaparición de los estudiantes en Iguala Guerrero,  se desconozca su paradero, plantea la duda acerca de la verdadera efectividad de las medidas implementadas.

“Las autoridades federales y estatales deben profundizar todas las líneas de búsqueda y de investigación, mas allá incluso de la detención de estas dos personas. Esto con el objetivo de identificar a todas las personas responsables de estos hechos, ya sean funcionarios públicos de cualquier nivel de gobierno o integrantes de bandas delictivas”, señaló Perseo Quiroz Rendón, Director Ejecutivo de Amnistía Internacional México.

Y  “ante la falta de investigaciones adecuadas, es evidente que la detención de Abarca y su esposa no será suficiente si no está acompañada de medidas integrales que permitan poner fin a esta práctica, esclarecer el paradero de todas las personas desaparecidas y llevar a los responsables ante la justicia”, afirmó Quiroz Rendón.

Pese a la relevancia de estas detenciones, destacó el director de AI aún continúan prófugas personas que la propia PGR ha identificado como claves para el esclarecimiento total de los hechos y para la ubicación del paradero de los normalistas desaparecidos.

 "En ese sentido, la obligación de procurar justicia respecto de un caso de desaparición forzada no culmina con la captura de los autores intelectuales, sino con el esclarecimiento del paradero de las víctimas y la sanción de todas las personas responsables".