Meade prevé plan migratorio de Obama “racional y humano”

Tiene compromiso para mejorar el esquema, asegura. “No podemos ser omisos de que se requiere dignificar al migrante y apoyarlo”.
El canciller estuvo con Carlos Marín.
El canciller estuvo con Carlos Marín. (Jorge Carballo)

Ciudad de México

El gobierno de México confía en que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, logre, sin el apoyo del Congreso, un sistema migratorio mucho más racional, razonable y humano, manifestó el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

En entrevista con Carlos Marín para El Asalto a la Razón, el canciller destacó el compromiso que se ha logrado percibir del presidente Obama para mejorar el esquema sobre migración que hasta la fecha se ha mantenido en EU.

“Nosotros pensamos que tiene espacios dentro de sus facultades para hacerlo y le hemos dado la bienvenida al debate, al análisis, a la propuesta y al empeño de la administración”, señaló Meade.

El secretario resaltó la importancia de la política integral de atención al fenómeno que ha aplicado el gobierno mexicano en la que, si bien no se renuncia al tema de seguridad, también se dignifica al migrante y se le asiste durante su estancia y en el retorno a su país de origen.

Agregó que las autoridades han comenzado a buscar mejores sistemas de control y de seguridad para contrarrestar los flujos ilegales de migrantes, que se enfrentan a situaciones de riesgo, lo que obliga a los países de la región a atender las causas y a fortalecer su protección a lo largo de su trayecto hacia EU.

“En cualquier caso, la migración y el migrante aportan valor, tienen que ser reconocidos en su esfera de derechos laborales y de derechos humanos, pero tenemos que reconciliar eso con que el tráfico sea ordenado para que pueda ser seguro”, agregó.

El canciller aseguró que garantizar la seguridad de los migrantes en su paso por Mexico obliga a los países de la región a duplicar esfuerzos para brindar la mejor asistencia consular, por lo que ya se trabaja en el intercambio de información en tiempo real que le permita a cada uno de los países saber dónde están sus ciudadanos y en qué condiciones, para poder ofrecer un apoyo inmediato.

Sin embargo, descartó que esta asistencia se convierta en un aliciente que incremente el fenómeno, ya que aseguró que en el momento e que un migrante no puede acreditar su estancia legal en el país, “desde nuestra política migratoria, se busca que regrese a su lugar de origen”.

“México, en el deseo de que la migración sea ordenada, no renuncia al tema de seguridad e integridad, (...) no hay una renuncia al tema de que el flujo migratorio debe ser ordenado, de lo contrario lo que procede es el retorno, pero más allá de eso no podemos ser omisos de que se requiere dignificar al migrante y darle este apoyo, sabiendo incluso que está de tránsito y apoyándolo en su retorno”.

Asimismo destacó la importancia de reconocer las fronteras, sur y norte, como espacios de prosperidad por donde fluye el comercio, el tránsito lícito de personas y de comercio, que generan para ambos países espacios de prosperidad que deben ser reconocidos y atendidos en su dimensión.

Por ello, agregó, el presidente Enrique Peña Nieto ha establecido esta política integral en la que se reconoce el derecho y la realidad de una frontera sur donde se desarrollan diversas actividades en la zona que requieren de un visado especial para mantener el flujo ordenado, que es parte de una dinámica propia de la zona.