México reitera rechazo a armas nucleares

Al inaugurar la segunda conferencia internacional "Impacto Humanitario de las Armas Nucleares”, en Nuevo Vallarta, Nayarit, canciller manifestó que no se puede rehuir a esta responsabilidad.
Meade explicó que en este encuentro se analizará el impacto de las armas nucleares desde una perspectiva global
Meade explicó que en este encuentro se analizará el impacto de las armas nucleares desde una perspectiva global (Guillermo Gómez Pastén)

Nuevo Vallarta, Nayarit

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, reiteró el rechazo de México a la existencia, posesión y amenaza del uso de las armas nucleares, ya que una detonación sería injustificable, inmoral y suicida para la humanidad.

Al inaugurar la segunda conferencia internacional "Impacto Humanitario de las Armas Nucleares”, en Nuevo Vallarta, Nayarit, manifestó que no se puede rehuir a esta responsabilidad histórica.

Subrayó que gobiernos, organismos internacionales y representantes de la sociedad civil, han concluido que ningún país u organismo internacional estaría en condiciones de enfrentar las consecuencias de una detonación atómica.

Explicó que en este encuentro se analizará el impacto de las armas nucleares desde una perspectiva global, multidisciplinaria y de mediano y largo plazo y dijo que para México esta reunión expresa de manera firme una convicción compartida, de que un mundo más pacífico sólo podrá lograrse a través de un mundo libre de armas nucleares.

“Hoy en Nayarit, México quiere reiterar su posición, que no ha cambiado, a favor de la total eliminación de las armas nucleares. Creemos, como lo expusimos ante la Corte Internacional de Justicia en 1995, que la posesión de dichas armas en unos pocos Estados sólo podía ser interpretada en el contexto del tratado de no proliferación con una circunstancia consistoria en tanto concluye con su obligación de eliminar dicho armamento”.

El canciller apuntó que el riesgo de que este armamento sea objeto de una detonación, en la medida en que existan seguirá siendo latente.

Se estima que alrededor del mundo existen 17 mil armas nucleares, muchas de ellas mantenidas en alta alerta operativa y los Estados que las poseen continúan destinando miles de millones de dólares al año en su modernización, recursos que podrían ser utilizados para atender necesidades de verdadero valor social.

“Hoy es una espada de Damocles, más estados tienen armas nucleares que los que las poseían en la época de la Guerra Fría. La amenaza es clara y persiste: mientras armas nucleares sigan existiendo, siempre habrá quien quiera adquirirlas y siempre habrá riesgo de que alguien quiera usarlas”.

Por su parte, la vicepresidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Christine Beerli, destacó la participación de México en la lucha contra la existencia de las armas nucleares y explicó que en el evento se analizarán los efectos a largo plazo de su uso ya que no han sido discutidos ampliamente.

Indicó que las conferencias de Oslo y Nayarit tienen un papel fundamental en aclarar los efectos devastadores de las armas nucleares. “Todos sabemos que las armas nucleares nunca deberán ser utilizadas otra vez, el prospecto de que sus consecuencias catastróficas para la humanidad sólo puede llevar a los estados a la conclusión de que deben trabajar urgentemente y con determinación para prohibir y eliminar estas armas de una vez por todas”.