“Muchos se van del PAN porque no ven lo cercano a ellos"

Jorge Zermeño, primer alcalde de oposición en Torreón, entre otros cargos, dijo que se tiene que ser autocríticos y realizar una revisión de lo bueno y de las fallas dentro de Acción Nacional.
Jorge Zermeño Infante.
Jorge Zermeño Infante. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Embajador en España, senador, diputado federal, primer alcalde de oposición en Torreón, consejero nacional del PAN, entre otros cargos que ha ocupado, Jorge Zermeño Infante, consideró que al interior de su partido debe haber una revisión de lo bueno y también de las fallas que han tenido en los últimos 12 años para recuperar valores y dejar de ver a la política como una actividad al servicio de personas.

¿Todavía se va a la cama pensando en que pudo ser alcalde de Torreón por segunda ocasión?

No, yo no creo en lo que pudo haber sido. Las cosas se dieron de una manera y bueno ya tuve yo el honor de ser alcalde en su momento. Por supuesto tengo un gran recuerdo y un gran reconocimiento de la ciudadanía por lo que se hizo. Y, bueno, lo intenté en mi partido y las cosas no se dieron.

Aún se ven en la ciudad algunas pintas llamando a Chuy de León a que usted debía ser el candidato.

Mucha gente me sigue preguntando, me sigue, de alguna manera reclamando todavía, como si yo no hubiera querido ser candidato. Lo hice, jugué lealmente con las bases y con los procedimientos que el Partido dictó en su momento. No gané la elección (interna) y punto. Yo respeto lo que la gente piense, opine, pero como sabes, fui precandidato, no logré la candidatura y hasta ahí quedó.

¿Volvería a intentar ser candidato?

No lo sé porque es anticiparse mucho a las cosas. Lo  que sí te puedo decir es que tuve mi oportunidad. El 15 de septiembre por ejemplo, hubo un evento al que acudimos los ex alcaldes de Torreón y lo que puedo decir es que hay un gran respeto ciudadano, un reconocimiento hacia mi persona, a un trabajo.

Llegar al poder trajo una serie de prácticas que no eran el estilo y manera de ser en el PAN: Zermeño

Donde se vio por bien de la ciudad, sin ver partidismos, ni colores, sin politizar las cosas y yo creo que Torreón creció. Era una ciudad segura, hubo obras sin precedentes en aquel entonces. Se sanearon las finanzas públicas, logramos triplicar los ingresos.

La gente guarda un buen recuerdo y esto para mí no tiene precio.

¿Tiene que ser Jorge Zermeño el candidato del PAN para que puedan recuperar Torreón?

No necesariamente. El PAN es una institución que está cumpliendo 75 años y que ha demostrado a lo largo de su vida que es un partido con hombres y mujeres capaces de llevar a cabo las propuestas ideológicas, programas y valores que postula el PAN, no creo que las personas tengan un carácter de caudillo.

Yo creo que en la ciudadanía hay gente muy valiosa que puede aspirar a ser alcalde, gobernador, diputado, senador. Que el Partido sea un instrumento al servicio de la sociedad y que sepa invitar a las personas que realmente tengan esa vocación y esa capacidad de poder hacer las cosas bien.

Le hago la misma observación que a Jesús de León: unidos como oposición, pero divididos en el poder.

Yo creo que el PAN tiene que entrar en una revisión seria de cuál ha sido nuestra actuación en los últimos, yo diría 12 años. El PAN llegó al poder en 2000 con una gran expectativa. Decía Felipe Calderón, años antes, que había que ganar el poder sin perder el Partido.

Creo que tenemos que ser autocríticos y ver que llegar al poder trajo una serie de prácticas que no eran el estilo y manera de ser en el PAN.

Si somos humildes y sabemos ver lo bueno que se hizo, pero también las fallas en que se ha incurrido como partido el PAN puede volver a ser la esencia de lo que tiene que ser un partido con valores, humanista, que vea la política como una actividad de ética, no como una actividad al servicio de personas.

Luis Gurza, Elida Bautista, entre muchas otras deserciones.

Y yo te diría mucha gente que se ha separado del Partido, que no ve un partido cercano a ellos, que durante mucho tiempo participaron voluntariamente y que ha dejado de ver un partido que realmente se preocupe por cosas trascendentales.

Hay muchas cosas valiosas, buenas, que a lo largo de los años Acción Nacional le ha aportado a México, y eso es lo que debemos retomar.

El PAN ha gobernado bien durante mucho tiempo y en muchos lugares y hay buenos ejemplos de alcaldes, gobernadores, legisladores, de servidores públicos que han hecho las cosas bien. México no podría dejar de reconocer el aporte que Acción Nacional ha dado a la democracia a lo largo de las últimas décadas.

¿El grupo anayista tiene secuestrado al PAN o es resultado de procesos democráticos?

Es parte de lo que digo. Me parece que tenemos que hacer una revisión para evitar que existan grupos que actúen al margen de la institucionalidad.

El PAN es mucho más que personajes con algún tipo de liderazgo. Los liderazgos tienen que ponerse al servicio de la institucionalidad.

Por otro lado, ¿hay dedazo en el Consejo de la Judicatura? Parece que Felipe Borrego era el candidato  de Gustavo Madero.

Pues mira, yo quisiera pensar que no. Yo tuve pláticas con muchos senadores de mi partido y con senadores de otros partidos, que manifestaban simpatía hacia mi persona para que yo pudiera acceder a ese cargo,  sin embargo no fue así. Yo desconozco también cuáles fueron las motivaciones para que finalmente votaran a favor de Felipe Borrego más que por mi persona, pero así es esto.

Muchas coincidencias entre PRI y PAN para que salieran adelante las recientes reformas constitucionales.

"Torreón se encuentra en una situación que duele. Creo que se han descuidado a lo largo de muchos años"

Sí, el PAN trató de impulsar reformas estructurales desde mucho antes de que Vicente Fox asumiera el gobierno federal.  La reforma energética, la fiscal, el sistema penal, reformas que eran propuestas en los sexenios de Fox y de Calderón, pero hay que decir las cosas como son. No había una oposición que colaborara para que México retomara una senda de modernidad.

Yo fui senador y cuando Fox gana, recuerdo una declaración de Manuel Bartlett, distinguido senador del PRI, en el sentido de que “esto es la guerra y lo que venga de Fox o del PAN aquí no pasa”.

Y así lo vivimos durante seis años y a lo mejor Fox fue ingenuo pensando que las reformas se iban a dar por la popularidad con la que llegó. Pero nunca hubo un trabajo importante, un cabildeo político para lograr un apoyo del PRI que era oposición, para apoyar estas reformas necesarias para México y lo mismo le pasó a Calderón.

Incluso el PRD se sumó.

Bueno, el PRD ha participado en un diálogo que me parece constructivo. Aquí nadie tiene la verdad completa y nadie puede por sí solo sacar reformas si no tiene el consenso de las otras dos fuerzas políticas, que tienen un peso específico en ambas cámaras.

¿Son, pues, positivas estas reformas para el país?

Creo que la reforma fiscal se queda corta y ha generado inconformidad. Me parece que no se llegó al fondo. La energética, tengo la impresión de que abre espacios para una mejor inversión. Ojalá las prácticas de corrupción, de burocratismo que todavía tenemos en Pemex, puedan disminuirse, que pueda haber mayor certidumbre jurídica para que la inversión fluya y haya más empleos y oportunidades. Ese es el gran reto en este momento. Los temas de inseguridad, de falta de educación, de salud tienen que ver en el fondo con un mejor desarrollo económico.

¿Cómo calificaría los ocho meses de gestión del alcalde Miguel Ángel Riquelme?

Torreón se encuentra en una situación que duele. Creo que se han descuidado a lo largo de muchos años cuestiones fundamentales, que no hemos logrado que Torreón tenga la confianza necesaria para detonar  el desarrollo que nos merecemos.

La inseguridad que se vivió durante los últimos años en Torreón ahuyentó  inversiones. Mucha gente tuvo que salir.

Tenemos que hacer todos un esfuerzo. Porque no es solamente la administración municipal. Ellos tienen que liderar un proceso de cambio, pero tenemos todos y hablo de padres de familia, de empresarios, de obreros, que emprender un gran esfuerzo para hacer de esta nuestra casa, una mejor ciudad para vivir. 

Yo creo que hay buenas intenciones, está iniciando su administración, difícil, ojalá le vaya bien y digo esto porque aquí vivimos, aquí están nuestras familias, nuestros hijos y queremos que Torreón esté bien.

Aquí hay que hacer un llamado permanente a que aquellos que han sido motor de desarrollo, que tienen recursos económicos para invertir en la región, que lo hagan, que se traigan recursos, para que volvamos a tener empleo. Que la autoridad haga un esfuerzo para contar con mejor seguridad pública.

¿Ya firmó por el Estado de La Laguna o no comparte esa iniciativa?

Sí les firmé, si somos una región natural que por sí sola genera las condiciones, los recursos y todo para ser una entidad federativa porqué no discutirlo.

Porqué verlo como una cuestión que nos divide, que trata de ser separatista de estados como Coahuila y Durango. Creo que hay que ver las partes positivas de una región que naturalmente está unida, que la gente se identifica con la Comarca Lagunera, con los valores laguneros y que ha sido motor de desarrollo tanto de Durango como de Coahuila.

Hay que ver cómo a lo largo de muchos años ni a Coahuila ni a Durango le han devuelto a La Laguna lo que La Laguna les ha dado. Hay que discutirlo serenamente. Yo lo firmé porque creo en la posibilidad de que exista un nuevo Estado.

¿Qué puede aportar un joven como Luis Fernando Salazar en el Senado?

Forma parte de un cuerpo colegiado. Un senador por sí solo no puede hacer nada, tiene que participar en las comisiones de las cuales es corresponsable. Los legisladores tienen que estudiar y hacer buenas leyes. En un poder legislativo no hay llaneros solitarios, los legisladores que sí saben rodearse de gente que los asesore bien pueden hacer un buen trabajo.

¿Al margen de la juventud?

Lo que cuenta es la capacidad, el conocimiento, el deseo de servir y hacerlo bien.

Si fuera candidato a la Alcaldía llevaría otra vez a Carmiña como primera regidora?

Yo no decidiría nada de esto. Difícilmente estaría yo pensando ahorita en una candidatura a la Presidencia Municipal. En todo caso, las decisiones en el PAN se toman por mayoría y los panistas eligen quiénes son sus candidatos hablando incluso de las planillas.