El ciclo de ‘Los Chuchos’ en el PRD también terminará: Jesús Ortega

Jesús Ortega, coordinador de la corriente Nueva Izquierda, rechazó el PRD tenga metástasis y que la solución es renovar su estructura.
Jesús Ortega (izquierda), integrante del PRD.
Jesús Ortega (izquierda), integrante del PRD. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El ciclo de los dirigentes del PRD ya terminó y el de 'Los Chuchos' también va a terminar, dijo Jesús Ortega, coordinador de la corriente Nueva Izquierda del partido.

"Hay ciclos. El ciclo de algunos dirigentes se terminó y así se va a terminar el de los siguientes dirigentes"

-¿También se va a terminar el de 'Los Chuchos'?

"Sí, también el de nosotros llegará el momento en que se termine", afirmó en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

El 8 de agosto, el Consejo Nacional extraordinario del PRD ratificó la renuncia de Carlos Navarrete, actual dirigente. Algunos de los posibles candidatos para ser el nuevo presidente nacional del partido son Armando Ríos Piter, Zoé Robledo y Beatriz Mojica.

Ortega reconoció que el partido tiene problemas y propuso como solución la renovación de la estructura.

"El PRD no tiene metástasis. Tenemos algunos problemas pero no son para estar en terapia intensiva. Estamos caminando, no estamos postrados, estamos haciendo la reforma más profunda que implica renovación generacional”, dijo.

El coordinador de la corriente Nueva Izquierda negó que esta corriente ponga presidentes y aseguró que participarán en la elección del nuevo dirigente

“No. No nos haremos a un lado para no influir en que se haga la reforma. El principal aporte que debemos hacer es construir la gran reforma del PRD para modernizarlo. Nosotros no ponemos presidentes”, afirmó.

Cuando se deterioran los partidos, surgen personajes mesiánicos

Jesús Ortega aseguró que tanto Andrés Manuel López Obrador como Jaime Rodríguez, 'El Bronco', son "personajes mesiánicos" que no solucionarán los problemas del país.

"Cuando se debilitan las instituciones, lo vimos en Perú, Venezuela, Brasil, Grecia, es cuando surgen estos personajes populistas, mesiánicos, que parecen solución a corto plazo, pero son desgracia a largo plazo. Como país no debemos andar buscando salvadores, debemos construir instituciones", explicó.

Ortega afirmó que la fractura de las izquierdas no impide que alguno de los partidos que la conforman llegue al poder.

"La unidad de la izquierda no es la pócima que cura todos los males. A veces, la fractura de la izquierda cura todos los males y el grupo modernizador accede al poder", dijo.