Reconoce Zambrano al Pacto por México como su legado al PRD

La dirigencia de tres años de Jesús Zambrano concluye oficialmente este viernes 21 de marzo. El líder perredista considera que tras su gestión deja una izquierda de más propuestas y menos protestas.
Jesús Zambrano, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática.
Jesús Zambrano, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática. (Cuartoscuro /Archivo)

Ciudad de México

A un día de concluir oficialmente su gestión como presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano dijo sentirse satisfecho con las reformas constitucionales que impulsó su partido en el Pacto por México, pues aseguró que deja el legado de una izquierda que construye.

"Somos una izquierda que pone por delante las propuestas y no las protestas, aunque protestemos cada vez que es necesario", dijo en entrevista con MILENIO el perredista, quien considera que durante su dirigencia se pusieron por delante los acuerdos con otras fuerzas políticas.

El perredista destacó que después de un año de disputas internas "muy fuertes" lograron que el partido participara en el Pacto por México, lo que fue una decisión polémica que generó mucha tensión al interior del PRD, pero que "aportó cosas muy importantes de reformas para la vida del país".

Sin embargo, Zambrano expresó su desacuerdo con la reforma energética -una de las condicionantes del Congreso Nacional del PRD para permanecer dentro del Pacto-, pues aseguró que la votaron en contra porque "no le va a ayudar al país".

Respecto a las otras reformas constitucionales, el perredista dijo sentirse satisfecho, pues aseguró que le empiezan a hacer bien al país en el terreno de las telecomunicaciones y la competencia económica.

Sobre su gestión al frente del PRD, Zambrano aseguró que vivió tres años de mucha intensidad debido a que le "tocó la responsabilidad de tomar decisiones muy importantes", como coordinar la candidatura presidencial en 2012 y lograr que el PRD se uniera al Pacto por México.

"Hicimos nuestro mejor esfuerzo", afirma el perredista, quien asegura que pese a las complicaciones en la relación con Andrés Manuel López Obrador logró unificar el partido para hacerlo su candidato, "que nos metió a la disputa verdadera por la Presidencia de la República".

Un relevo en la presidencia del PRD

Sobre su salida de la presidencia del partido, Zambrano planteó como "conveniente un relevo", pero aseguró que es el Consejo Nacional del PRD el que decidirá si hay una dirección interina o una prórroga a su gestión.

"Hay quienes no nos quieren un día más al frente de la presidencia, más allá del 21 (de marzo). Hay otros que piensan que la continuación por unos meses, la prórroga del mandato, le puede dar la estabilidad que hoy requerimos", expuso el perredista.

Además de la presidencia del PRD, este viernes también terminará el periodo de la Secretaría General del partido y, 15 días después, la de los integrantes de la Comisión Política Nacional y del Secretariado Nacional, explicó.

Aunque el partido sigue teniendo "problemas de coincidencia interna", Zambrano aseguró que se trata de conflictos atendibles, pero que será "tarea de quienes queden al frente, para que le demos la atención que se requiere".