Javier Corral ganó en Chihuahua con al menos 8 puntos de ventaja sobre el PRI

Con el 85.4% de avance en el PREP, el panista Javier Corral tiene el 39.6% de la votación, ocho puntos arriba del candidato priista, Enrique Serrano.
Javier Corral, candidato del PAN para el gobierno de Chihuahua.
Javier Corral, próximo gobernador de Chihuahua. (Cuartoscuro)

Con su victoria por la gubernatura de Chihuahua Javier Corral pondrá fin a 18 años consecutivos de gobiernos priistas en la entidad.

En Chihuahua, con 85.4 por ciento de las actas computadas en el PREP, el panista Javier Corral tiene 39.6 por ciento de la votación, ocho puntos arriba del candidato priista, Enrique Serrano, quien lleva 31.20 por ciento.

Entre sus promesas está el poner en orden financiero a la entidad, impulsar la iniciativa privada y perseguir la "corrupción" de la administración saliente de César Duarte.

Corral tiene 50 años, nació en Texas, y estudió la licenciatura en Derecho y Ciencias Sociales, disciplina que ha maridado con la actividad periodística como articulista y columnista.

Al inicio de su vida política participó activamente en un hecho que marcaría un antes y después en la vida democrática de México: la campaña de 1986 de Francisco Barrio Terrazas a la gubernatura de Chihuahua, que le fue arrebatada por el candidato del PRI, Fernando Baeza, cuyo triunfo fue denunciado como un fraude electoral.

Corral también acompañó a Francisco Barrio en su segundo intento por gobernar Chihuahua en 1992, aquella vez lo consiguió.

En este proceso electoral de 2016 el ex gobernador Barrio Terrazas apoyó expresamente a Corral, de quien dijo tiene "los pantalones para atorarle y desarraigar prácticas que lamentablemente se han vuelto comunes en el PAN".

Después de las experiencias electorales del 86 y 92, Corral persiguió y ganó una diputación local en la LVII Legislatura de Chihuahua, fue presidente del Comité Directivo Estatal del PAN de 1994 a 1997.

En el 97 ganó la diputación federal que culminó en el 2000 y durante la cual presidió la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía.

De ahí brincó al Senado de la República en las LVIII y LIX Legislaturas (2000-2006) donde fungió como Coordinador de la Comisión Especial para la Reforma de Medios Electrónicos y presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

Su interés por las telecomunicaciones le han llevado a un conflicto abierto con Televisa y Tv Azteca, a los cuales ha criticado por su preponderancia en el negocio de la difusión de información y su poder político.

En 2004 decidió contender por la gubernatura de Chihuahua como abanderado por la coalición PAN-PRD-Convergencia, pero fue derrotado en las elecciones por el candidato del PRI, José Reyes Baeza Terrazas, quien se llevó el 56.4% de los votos frente a 41.3% de Corral.

Luego de perder las elecciones en Chihuahua se incorporó al Consejo Nacional del PAN del 2007 al 2013; actividad que intercaló con una diputación federal en la LXI Legislatura del 2009 al 2012.

Sobre Javier Corral, Andrés Manuel López Obrador se refirió como "reaccionario de abolengo" en el 2011, ya que Corral apoyó una posible candidatura de coalición entre el PRD y el PAN en la elección a gobernador en el Estado de México.

En 2012 fue electo de nueva cuenta senador de la República, cargo al que solicitó licencia en dos ocasiones, primero para contender por la presidencia nacional del PAN, contienda que perdió contra el actual presidente panista Ricardo Anaya. Posteriormente se volvió a separar del cargo para contender por la gubernatura de su estado.

En el Senado presidió la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias y fue secretario de la de Radio, Televisión y Cinematografía.

En la discusión de la reforma energética Corral decidió hacer un voto de conciencia y en contraste con el resto de su bancada rechazó las modificaciones constitucionales propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto.

Su actitud crítica le ha granjeado divergencias públicas con los presidentes del PAN, Gustavo Madero y Ricardo Anaya, por las alianzas del Partido con el gobierno priista de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, ambos lo apoyaron en esta campaña. Madero como su paisano y correligionario y Anaya dándole todo el respaldo del partido en esta contienda.

Corral también tuvo desencuentros con el ex presidente Calderón, a quien le reprochó públicamente su cercanía con Televisa y calificó como un fracaso del PAN el retorno del PRI a Los Pinos.

En esta elección Corral logró no solo el apoyo de los panistas, sino de personajes políticos del PRD como Guadalupe Acosta Naranjo y Fernando Belaunzarán; así como del diputado federal independiente Manuel Clouthier.

Según Corral, el PAN necesita recuperar la decencia política y la ética que ha perdido en los últimos años, y seguir el ejemplo del recientemente fallecido Luis H. Álvarez, quien buscó sin éxito hace 60 años la gubernatura del mismo estado que, por los próximos seis años, Javier Corral gobernará.