Jalisco gastó en casas de enlace 48.7 millones

Se expidieron 624 cheques a favor de los diputados locales entre noviembre de 2012 enero de 2014.
Con parte del recurso que recibían mensualmente pagaban rentas de inmuebles como este.
Con parte del recurso que recibían mensualmente pagaban rentas de inmuebles como este. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Los recursos pagados a los diputados locales a través de la partida conocida como casas de enlace, representaron para los jaliscienses un gasto de 48.7 millones de pesos. Esa cantidad equivale, por ejemplo, a más de nueve veces lo que destina el gobierno del estado al programa de becas indígenas o más de tres millones de pesos adicionales a los recursos asignados para el combate al hambre.

Según información entregada por el Congreso del Estado, a través de una solicitud de transparencia, en lo que va de la actual Legislatura se emitieron 624 cheques con cargo a la partida 412, denominada Asignaciones presupuestarias al Poder Legislativo. De estos documentos, 16 corresponden a cada legislador, de los que dos se emitieron por una cantidad de 46,454.93 pesos cada uno, y los catorce restantes por 92,909.86 pesos cada uno.

De los cheques, 62 no han sido cobrados hasta el momento: los 16 que corresponden a los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Castro Reynoso y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Celia Fausto Lizaola; nueve del coordinador de los legisladores del partido Movimiento Ciudadano (MC), Clemente Castañeda Hoeflich y cuatro más del priista Joaquín Portilla Wolff.

Además, aparecen sin cobrar otros quince cheques, tres de cada uno de los cuatro legisladores de MC, Fabiola Loya Hernández, Salvador Zamora Zamora, Verónica Delgadillo García y Julio Nelson García Sánchez, así como tres más de la priista Avelina Martínez Juárez.

El priista Rafel González Pimienta no cobró el cheque correspondiente al mes de enero de este año, mientras que el único diputado del Partido Acción Nacional (PAN) que aparece sin cobrar un cheque es Hernán Cortés Berumen, también correspondiente a enero de 2014.

Hasta el momento, los diputados que no han cobrado los últimos cheques no han informado si ya no usarán esos recursos o simplemente no han podido reclamarlos.

Los legisladores Miguel Castro y Celia Fausto han reiterado que no cobrarían los recursos de esta partida, denominada coloquialmente casas de enlace, por lo que todos sus cheques están en la administración del Congreso. Por su parte, Clemente Castañeda sólo cobró los primeros seis meses. En tanto, Joaquín Portilla Wolff dejó de recibir el apoyo, luego de que MILENIO JALISCO dio a conocer que los recursos que los diputados recibían se usaban para gastos personales y de representación, donde además aparecían compras como rastrillos, botas, tampones y hasta un bubulubu.

Además, al darse a conocer la forma en que se ejercían los fondos de la partida 412, los legisladores de Movimiento Ciudadano decidieron que tampoco recibirían más ese recurso a partir de noviembre 2013, al cobro del mismo.

La partida de Asignaciones presupuestarias al Poder Legislativo ha sido utilizada por los diputados prácticamente como un sobresueldo. Al comienzo de la actual Legislatura, aprobaron un reglamento para rendir cuentas sobre el destino que daban a los recursos. Sin embargo, luego de que este diario dio a conocer que no se cumplía con la entrega de información, decidieron derogar dichas reglas.

La actitud de los diputados provocó la molestia del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval y de la dirigencia estatal PRI, quienes pidieron a sus legisladores renunciar al cobro de esos recursos. Como consecuencia, las bancadas de PAN, PRD y PVEM también lo hicieron, aunque pidieron sólo cobrar enero de este año.

Además, el Congreso en Pleno acordó que los recursos de los cheques que no fueron cobrados de noviembre de 2012 a enero de 2014, se destinarán al pago de deudas.