Jaliscienses, sin interés de ejercer su ciudadanía

Mientras los partidos políticos deciden qué figuras de participación ciudadanaestán dispuestas a permitir en el Congreso, habitantes muestran desinterés.

Guadalajara

Los jaliscienses no están acostumbrados a organizarse para participar en la vida de su comunidad. Esta es la conclusión que puede obtenerse de los resultados
de la encuesta sobre el interés de los ciudadanos en los temas de su entorno, elaborada por el observatorio ciudadano Jalisco Cómo Vamos.

De las personas que respondieron la encuesta, 68 por ciento dijo que sus vecinos no se han organizado para resolver una necesidad o problema de su colonia e incluso más de la mitad, 57 por ciento, desconoce si existe en su colonia o fraccionamiento una asociación vecinal.

Así, mientras los partidos políticos deciden qué figuras de participación ciudadana están dispuestos a permitir en la legislación local, los habitantes del estado están poco habituados a tomar parte en las decisiones, incluso de su entorno inmediato. 

Pero hay otro dato relevante en la encuesta, pues 92 por ciento de las personas cuestionadas nunca ha pertenecido a un partido político. Estos datos pueden consultarse en el capítulo de Ciudadanía de la encuesta que realizó Jalisco Cómo Vamos, la cual se levantó durante los meses de octubre y noviembre del año pasado, entre 2,400 personas del área metropolitana de Guadalajara. 

Ante la pregunta acerca de los temas que han llevado a los habitantes de una colonia a organizarse, el más alto lo obtuvo la exigencia del cumplimiento de un derecho, 21 por ciento. Luego, aparecen con 15 por ciento la visita a alguna oficina del municipio y la intervención de algún político. Además, 13 por ciento lo hicieron para levantar una denuncia y 12 por ciento para participar en un movimiento político. Sólo 7 por ciento para denunciar un hecho ante un medio de comunicación.

Sobre el conocimiento de si existe en su colonia algún comité vecinal, sólo 30 por ciento respondieron afirmativamente.

Además 27 por ciento dijeron tener mucha confianza en esta figura de organización; 40 por ciento “algo”; 17 por ciento “poco” y 10 por ciento “nada”. En la encuesta se revisó también el nivel de confianza que los jaliscienses tienen en quienes viven en su entorno. Los familiares, aparecen en el primer lugar, con 67 por ciento de “mucha”. 

En tanto, los transeúntes son quienes más desconfianza provocan con 18 por ciento de “nada”. Los vecinos provocan “mucha” confianza en 25 por ciento de los encuestados, mientras que ese mismo calificativo dio 24 por ciento a los compañeros de trabajo o escuela. 

De las razones por las que los habitantes del área metropolitana no colaboran en la resolución de las necesidades o problemas de su colonia o localidad, el más
importante, con 28 por ciento, fue que a cada quien sólo le interesa resolver sus problemas. Luego, 23 por ciento dijo que la gente no se pone de acuerdo. Otro 14 por ciento consideró que no se logra nada, 11 por ciento que quienes cooperan son criticados o castigados, y 2 por ciento que incluso pueden ser reprimidos.

La encuesta preguntó también si las personas consultadas pertenecían a alguna organización, pero la mayoría respondió de manera negativa. El más alto fue de 7 por ciento, en la iglesia, seguido de 4 por ciento a un club; 3 por ciento a una organización no gubernamental y sólo 2 por ciento dijeron a una caja popular, a una asociación de padres de familia o ex alumnos o a un sindicato. Con 1 por ciento, aparecen los partidos políticos y las juntas vecinales.

Esto significa, concluye el observatorio ciudadano, que “las instituciones que tradicionalmente nos agrupaban”, dejaron de interesarnos porque “no están respondiendo a nuestras necesidades”. 

La falta de tiempo, la corrupción en el servicio público y la imposibilidad de tener influencia para resolver los problemas o las necesidades de nuestro entorno,
ha llevado a los ciudadanos a recluirse y “a admitir que es más natural nuestro afán por lo individual que por lo colectivo”.