Izquierdas, en proceso de redefinición: Zambrano

El líder nacional del PRD plantea que al interior de su partido, René Bejarano, al frente de la corriente IDN, debe responder “si se queda o se va”, si no gana su línea política opuesta a la de la ...
El presidente del PRD, Jesús Zambrano, sostiene que el bloque de corrientes internas de ese partido que encabeza Nueva Izquierda, a la cual pertenece, ocupa ahora dos tercios de las posiciones de dirección y, por tanto, se pretende mantener la actual línea política, a la cual se opone otro grupo de corrientes minoritario.
El presidente del PRD, Jesús Zambrano, sostiene que el bloque de corrientes internas de ese partido que encabeza Nueva Izquierda, a la cual pertenece, ocupa ahora dos tercios de las posiciones de dirección y, por tanto, se pretende mantener la actual línea política, a la cual se opone otro grupo de corrientes minoritario. (Notimex-Archivo)

Ciudad de México

Las izquierdas en México atraviesan un proceso de reacomodos y redefiniciones, pero también de fortalecimiento interno y ante la población, según sus propias valoraciones expresadas a MILENIO, y rechazan encontrarse en crisis.

Su gran escollo es el Pacto por México, pero al final del sexenio, ya con miras a julio de 2018, esperan volver a coincidir en el impulso de una candidatura presidencial, al menos en el caso de los partidos de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y del Trabajo.

El líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, considera que las izquierdas pasan por un momento de “redefiniciones muy importante, que va a llevar a reacomodos, redefiniciones políticas”.

Una vez pasada la coyuntura de la elección presidencial de 2012, cuyo triunfo fue para el priista Enrique Peña Nieto y la segunda posición para Andrés Manuel López Obrador y las izquierdas que lo impulsaron, el político tabasqueño “tomó su propia decisión, su propia definición de buscar construir su propio partido”.

Zambrano recuerda que “no es la primera vez que sucede al PRD que liderazgos importantes se separen, aunque sí, por supuesto, es quizá la separación más significativa en nuestra historia”.

Explica que un sector significativo del PRD que hoy está en la dirección nacional que encabeza, con base en la experiencia de 2006, decidió no reeditar ese camino de protesta y de posiciones rígidas frente a las iniciativas presidenciales, entonces del panista Felipe Calderón, por lo cual optó ahora por incorporarse al Pacto por México.

El dirigente perredista reconoce que esto ha provocado “tensión interna” en su partido, porque hay un sector, encabezado por la corriente Izquierda Democrática Nacional de René Bejarano, que abiertamente se opone a esa decisión política.

Para Zambrano, la participación en ese pacto, en el que se encuentran las tres principales fuerzas políticas del país, tiene que ver con la izquierda que el país necesita.

Esto significa que el PRD apuesta por construir grandes reformas y que la única manera de hacerlo consiste en combinar su presencia y fuerza políticas con su capacidad de construir acuerdos, sobre la base de negociaciones, “y es lo que se está debatiendo en el seno del PRD”.

[b]–Por esa oposición de IDN y su afinidad con López Obrador, pareciera que esa corriente tiene un pie dentro del PRD y otro en el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena…[/b]

–No hablaría por ellos, ahí más bien yo sería de la plena convicción de que ellos hablaran por sí mismos para ver cómo están pensando las cosas. IDN está en la determinación de dar la lucha interna, (René) Bejarano a la cabeza de esa determinación y de buscar ganar una mayoría para que la línea política finalmente sea la que ellos están impulsando y defendiendo.

“Pero, bueno, hay que preguntarle a Bejarano: si no gana su línea y mayoritariamente se decide que continuemos con la que hoy estamos impulsando desde la dirección del partido, si se va a quedar o se va a ir, yo no quiero hablar por ellos, ellos han estado diciendo que su partido es el PRD y que su lucha es en el seno del PRD”.

[b]–Nueva Izquierda (corriente en la que milita Jesús Zambrano) continúa con la mayoría de posiciones de dirección del PRD...[/b]

–En una coalición interna de agrupamiento de corrientes se ha llegado a un acuerdo de impulsar determinada línea y posiciones políticas dentro del partido, y este bloque de fuerzas internas hacen una clarísima mayoría.

[b]–¿Hablamos de qué porcentaje?[/b]

–Pues más de los dos tercios, te lo puedo asegurar.

Jesús Zambrano destaca que hay temas que van a unificar a las izquierdas, como la defensa de Pemex como empresa pública y la riqueza petrolera como propiedad absoluta de la nación, del Estado mexicano.

El presidente del PRD sostiene que desde ese partido se continuará un trabajo por un “amplio frente de las izquierdas”, de partidos políticos y de movimientos sociales, agrupados para propósitos comunes, “a ver si en el 2015 vamos juntos o, si no, trabajaremos para construir en el 2018 candidaturas comunes que nos permitan caminar juntos”.

[b]–¿Le alcanzaría a alguno de los partidos de izquierda, por sí mismo, para una competencia real en la elección presidencial de 2018?[/b]

–Falta mucho para el 2018, hay que esperar. Tengo la confianza de que de aquí al 2018 vamos a seguir construyendo, frente a la sociedad, una izquierda responsable, que se gane la confianza para que la alternancia política en la Presidencia de la República en 2018 se dé por la izquierda. Tenemos esa confianza y en eso vamos a seguir trabajando.

[b]–¿La dispersión del voto será el gran reto para las izquierdas, si tienen la misma rebanada electoral para repartir entre todas?[/b]

–Más bien diría: nuestro gran reto es construir un gran frente para que el voto no se disperse, que el voto de la mayoría de la sociedad que quiera un cambio de fondo se dé hacia nosotros.