Izquierda tunde a los consejeros salientes

El financiamiento "fantasma" de la campaña del PRI y la triangulación de recursos a través de las tarjetas Monex, entre las críticas.
Dijo que retomará su carrera académica.
Dijo que retomará su carrera académica. (René Soto)

México

Entre aplausos, elogios y críticas por parte de los partidos de izquierda Leonardo Valdés presidió su última sesión como presidente de Consejo General con la convicción de haber dejado un Instituto Federal Electoral mejor posicionado y con una mayor confianza por parte de la ciudadanía.


“Sin duda, en 2013, el IFE está mejor posicionado que en 2008, una parte de ello se debe a los cambios institucionales, al espíritu de las normas y otra corresponde al compromiso y profesionalismo de todo el personal del instituto”, puntualizó.


Junto con el presidente del IFE, los consejeros Macarita Elizondo, Francisco Guerrero y Alfredo Figueroa participaron por más de tres horas en su última sesión en la que destacaron los avances y retos cumplidos durante su mandato constitucional.


Acompañados de sus respectivas familias, los cuatro consejeros pronunciaron su discurso de despedida y manifestaron sus buenos deseos para quienes fueron sus compañeros de debates y que enfrentarán el reto de dirigir al órgano electoral.


Sin embargo, los partidos de izquierda fueron los más críticos de la actuación de los consejeros salientes durante los dos procesos federales que organizaron, en los que destacaron la opacidad en la utilización de los recursos, así como la “devaluación” de una institución democrática.


“Doctor Valdés, se puede actuar con impunidad electoral y ser aplaudidos en los círculos del poder presidencial y en las nomenclaturas partidistas, pero no hay impunidad frente a la historia y el pueblo de México, usted traicionó a la democracia”, señaló el consejero del poder legislativo del Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja.


El financiamiento fantasma de la campaña presidencial del PRI, la triangulación de recursos de origen incierto a través de las tarjetas Monex y la aplicación del prorrateo, fueron los principales señalamientos de los partidos de izquierda.


Ante ello, el consejero del poder legislativo del PRD, Marcos Rosendo Medina Filigrana, aseguró que la esperanza de los mexicanos para que en 2012 se lograran subsanar las deficiencias de 2006 terminó no solo con una actuación errada en múltiples ocasiones, sino también con omisiones en que incurrió y que impidieron “llegar a la verdad absoluta que merece la sociedad mexicana”.


Por su parte, el representante del PRD ante el IFE Camerino Márquez Madrid, aseguró que la integración de un consejero con solo cuatro de sus nueve integrantes, es una clara expresión de falta de voluntad política del partido mayoritario en la Cámara de Diputados y su constante empecinamiento de pretender tener el control de los órganos electorales, lo que ahonda en la crisis en que están inmersos.


“Hoy vivimos una crisis de nuestro sistema electoral de desprestigio ante la opinión pública, de las autoridades electorales ante amplios sectores de la población, ha quedado demostrado que no basta con tener un diseño formal de democracia en este país, se requiere algo más, las leyes se deben cumplir y los principios constitucionales en materia electoral”, enfatizó.


Dejan mucho que desear: Aureoles


El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, aseguró que el Instituto Federal Electoral no estará mucho tiempo incompleto, y adelantó que los nuevos consejeros le devolverán el prestigio perdido por algunos de sus integrantes, como el ex presidente Leonardo Valdés Zurita.


En conferencia de prensa al término de la reunión entre líderes parlamentarios, indicó que los legisladores cuidarán los perfiles de los próximos integrantes del consejo general para que el órgano retome la confianza ciudadana.


El también jefe de la bancada perredista en San Lázaro rechazó hacer un balance de los cuatro consejeros que dejarán su cargo, pero indicó que el sentir social es que “dejaron mucho que desear”.


“La calificación, reitero que no me quiero meter a ser quien juzgue si fueron buenos o fueron malos, hay demasiadas evidencias públicas en medios, en distintos espacios de crítica de que… dejaron algunos mucho que desear, empezando por el presidente del organismo. (Israel Navarro y Fernando Damián/México)