CRÓNICA | POR LUIS CONTRERAS

Isis Ávila habla mazahua y conecta de inmediato

Inaugura comedor familiar

Esto les pertenece a ustedes, nada es del DIF, nada es del gobierno, todos los programas son de la gente, mencionó la presidenta honoraria.

Isis Ávila
Isis Ávila (Enrique Hernández)

San Felipe del Progreso

La presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM), Isis Ávila dijo que una de sus primeras acciones como titular honoraria de la institución, sería visitar San Felipe del Progreso. Y allí está.

Frente a ella, quizás un centenar de beneficiarios. Miran desde sus sillas de ruedas. Desde sus muletas. Desde su orfandad y su vejez. Desde su pobreza étnica. Miran y ven a una mujer con pantalón y enaguas, un quisquémil y un collar de flores. Eso miran.

Y si eso miran, lo que escuchan de la presidenta es el mazahua. Isis Ávila habla la lengua y conecta de inmediato con uno de los grupos indígenas más numerosos y relevantes de la región centro del país.

Estamos en el patio trasero del edificio sede del sistema municipal del DIF. Se montó un enlonado, sillas, equipos de audio y un templete. Allí está Isis. El alcalde. Autoridades locales y estatales. Legisladores y la gente. Pero también asiste el frente frío número 12. Un viento glaciar que se cuela por todas partes y hace que el aliento pueda verse como vaho.

Lo que dice Isis es intraducible. Sólo ella y la etnia entienden el saludo. Hay aplausos. Sonrisas y sorpresa, en uno que otro. La presidenta no sólo habla mazahua, dice también que lo estudia y refiere de manera adicional una buena batería de elementos de la tradición indígena: vestimentas, alimentos, sitios.

"Admiro muchísimo el patrimonio cultural de San Felipe, que nace de sus profundas y orgullosas raíces mazahuas: desde la comida, la vestimenta, los bordados, telares, la música, etcétera. Valoro muchísimo la lengua mazahua porque es preciosa, es por eso que, como se pueden dar cuenta, la estoy aprendiendo".

La presidenta del DIFEM vino a San Felipe del Progreso, una de las regiones más pobres del país, a inaugurar un comedor familiar, que asistirá a la población vulnerable: niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, enfermos y discapacitados.

"Hoy vamos a realizar acciones por las familias, para que juntos luchemos contra la pobreza, la desnutrición y garanticemos la igualdad de oportunidades en San Felipe del Progreso", promete a la etnia de tradición periférica.

Isis sigue su discurso. Cita cifras en millones de apoyos entregados. Dice que vienen más. Pide a la gente que se sume a las campañas preventivas y luego cierra el círculo del que dice, que manda obedeciendo: esto les pertenece a ustedes, nada es del DIF, nada es del gobierno, todos los programas son de la gente.