Invocan panistas a desterrar la diatriba para recuperar gubernatura

Señalan que es el momento de dejar atrás el "juego sucio"

Tlaxcala

En un encuentro de fin de año, la cúpula panista invocó a la unidad y de paso, los principales actores panistas exhortaron a dejarse de rivalidades, golpes bajos y lo principal el "juego sucio" para recuperar la gubernatura del estado de Tlaxcala.

Con base en lo anterior, la senadora Adriana Dávila Fernández, así como las diputadas federales, Aurora Aguilar Rodríguez y Leonor Romero Sevilla, prácticamente se refirieron a la sucesión de Mariano González Zarur.

En su discurso, las tres señalaron que es importante mantener la cohesión frente a un gobernador del estado, que sólo ha generado rencor y divisionismo hacia la sociedad. Por ello, propusieron unidad para recuperar el Poder Ejecutivo.

Asimismo, señalaron que independientemente de quien vaya a ser la candidata o el candidato del PAN a la primera magistratura, se deberá trabajar con cohesión, sin rivalidades, con buenos propósitos, con metas definidas de cara a las elecciones federales de 2015.

Las tres legisladoras coincidieron que lo primero será fortalecer a su partido en la renovación de las dirigencias nacional y estatal, con el objeto de refrendar la solidez de dicho instituto político hacía la sociedad.

Dicho desayuno de fin de año se convirtió, prácticamente, en una pasarela de aquellos que buscan la gubernatura del estado por el PAN, donde las porras, las alabanzas, las distinciones fueron parte de la tónica de los panistas.

El hecho es que el mismo augurio lo expresó el presidente municipal de Apizaco, Orlando Santacruz Santacruz, y desde luego, los alcaldes electos de Tlaxcala y Huamantla, Adolfo Escobar Jardínez y Alejandro Aguilar López.

Prácticamente, los cinco hablaron de la necesidad de unir fuerzas para fortalecer a su partido de cara a un proceso interno para elegir dirigentes nacional y estatal, y por consiguiente, las elecciones de 2015 y 2016.