Homenaje a ex legisladores termina en discusión

Lo que era una sesión solemne para homenajear a ex integrantes de la Legislatura 62, terminó en una discusión del PAN, PT y PRD en contra del PRI por la aprobación de la reforma electoral.

Monterrey

El Congreso del Estado invitó a ex integrantes de la Legislatura 62 para homenajearlos como la primera legislatura pluripartidista, sin embargo, el reconocimiento terminó en una serie de acusaciones y críticas contra el PRI por parte del PT, PRD y Acción Nacional, en donde los ex diputados del PRI terminaron pidiendo "calma".

Este miércoles el Congreso del Estado realizó una sesión solemne para recordar a la primera legislatura que tuvo una integración pluripartidista debido a las reformas electorales que permitieron, por medio de la vía plurinominal, la llegada de diputados de otros partidos distintos al PRI.

Para ello, se invitó a algunos de los integrantes de esa diputación que trabajó de los años 1979 a 1982, entre ellos Angelina Patrón Treviño, Agustín Serna Servín, Leopoldo Salinas Gaytán, Plutarco Elías Calles (nieto), Américo Montemayor Garza, Diego López Cruz, Gloria Elías en representación de Gloria Mendiola Ochoa, y Ramiro González, quien acudió en representación de Juventino González Benavides.

Sin embargo, lo que inició como un reconocimiento en el que el Legislativo entregaría a los ex diputados una Placa conmemorativa, comenzó a cambiar de tintes cuando en su discurso, Guadalupe Rodríguez, líder de la bancada del PT, reclamó al PRI la aprobación de la reforma política electoral que podría acabar con ese pluripartidismo que se buscaba reconocer, al poner en riesgo la existencia de los partidos minoritarios.

"Las actuales condiciones prácticamente condenan al sistema de partidos a la extinción y nos llevan muy probablemente a regresar a la presencia hegemónica de un partido básicamente y la presencia satelital alrededor de él", dijo

"La realidad a la que vamos de regreso es a las elecciones de Estado, al control de la Comisión y del Tribunal Estatal Electoral con más fuerza, al uso de los presupuestos estatales y municipales, así como de programas de gobierno y de obras públicas con fines electorales", señaló.

En este mismo sentido se manifestó el diputado local del PRD, Erick Godar Ureña, quien criticó la intención del PRI de desaparecer a los partidos pequeños y regresar a las épocas del PRI dictatorial de los 60´s y 70´s.

El tono subió de nivel cuando el diputado local del PAN, Braulio Martínez, acusó el regreso del viejo PRI represivo, dictatorial y opresor.

"El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla, porque si bien no había antes de la legislatura 62, no había una voz discordante, que representar algo diferente a la del PRI, hoy, como si se tratara de una película de Luis Estrada o de Damián Alcazar: el PRI totalitario, el PRI que reprime, el del estado de Guerrero, el PRI totalitario que mete a los jóvenes a la cárcel por poner unas mantas de manifestación en contra del Gobierno está de regreso, esos errores no los podemos permitir", señaló.

Fue el ex diputado priista Diego López Cruz, quien desde la tribuna recordó a los diputados locales que el evento se trataba de un reconocimiento, y no era un espacio de crítica o discusión política, pues para ello existen otros momentos.

"Peleen, discutan, tiene que sentar sus ideales, pero una sesión solemne como esta no es momento de hablar de los partidos políticos, al final de cuentas todos somos los mismos... hay que hablar pero en su momento, entonces los conmino: trabajen por Nuevo León, déjense de cosas, vamos a hacer las cosas bien, vamos a apoyar al Gobierno Estatal y Federal para que las cosas salgan bien para Nuevo León".

Al final, en el evento de reconocimiento solicitado por el diputado independiente, Eduardo Cedillo, a la Legislatura LXII, donde también estuvieron en su integración Consuelo Botello y Adán López Rodríguez, se entregaron reconocimientos enmarcados a cada uno de los presentes.

Y diputados sesionan en tiempo récord

Los diputados locales rompieron este lunes el récord de la Sesión Ordinaria más rápida de la Legislatura, luego de que este miércoles los legisladores no presentaran ni iniciativas ni dictámenes, y tampoco trataran asuntos en lo general.

En el sentido estricto del trabajo legislativo la sesión tuvo un tiempo de duración de 10 minutos, sin embargo, en tiempo real duró 40 minutos, ya que los legisladores presentes abrieron un espacio Solemne para realizar un reconocimiento a los diputados de la legislatura 62.

Al concluir el espacio de media hora, los diputados locales que acudieron, que fueron cerca de 32, pero al final sólo quedaban cerca de 22, reanudaron la sesión y la presidenta del Congreso, María Dolores Leal Cantú, preguntó si había algún diputado que presentaría alguna iniciativa de ley, a lo cual la respuesta fue negativa.

Así lo hizo respecto a informes de comisión y asuntos en lo general, recibiendo igualmente respuestas negativas, por lo que dio por concluida la sesión y citó para el próximo lunes 27 de octubre.