Investigar a mil aspirantes en un día, exige Batres

López Obrador pide a la Iglesia calificar la compra del voto como un “pecado social”; dice a simpatizantes que pueden decir mentiras piadosas a los “mañosos”.
Ayer, los dirigentes de Morena tuvieron un acto proselitista en la delegación Gustavo A. Madero.
Ayer, los dirigentes de Morena tuvieron un acto proselitista en la delegación Gustavo A. Madero. (Jorge Carballo)

México

Morena dio un plazo de 24 horas para que la PGR entregue las investigaciones de la lista de los mil candidatos a diputados federales y plurinominales, con sus respectivos suplentes, que el partido entregó el pasado domingo en la puerta de la dependencia para solicitar información sobre posibles vínculos con la delincuencia organizada.

Martí Batres, líder nacional de Morena, reiteró que espera respuesta inmediata de la PGR, porque dijo que esta dependencia tiene todos los mecanismos y facultades para realizar una búsqueda y entregar los resultados de sus 300 candidatos a legisladores federales y 200 diputados plurinominales y el mismo número de suplentes de manera expedita y rápida.

"Queremos que sea una respuesta inmediata, ellos pueden responder en 24 horas perfectamente y tienen toda la información. Ahí tienen mil nombres y pueden realizar una investigación, cuentan con un aparato tecnológico que les permite hacer una investigación", dijo.

Este lunes, Batres informó que volvió a llevar la lista de sus mil candidatos federales a la PGR para que sean investigados y tengan la certeza de que se trata de gente honesta y limpia, después de que el pasado domingo la ingresara por una rendija de la puerta del edificio de la dependencia, ubicado en la colonia Cuauhtémoc.

El líder de Morena exhortó a la PGR a que se apresure con la investigación, pese a que una averiguación previa, mediante la cual un ministerio público lleva a cabo las investigaciones necesarias para obtener pruebas que permitan acreditar o demostrar la existencia del delito, dispone de 48 horas, plazo que puede duplicarse si el delito es considerado por la ley como delincuencia organizada.

Pese a ello, el dirigente de Morena dijo que se trata de una medida responsable para que la dependencia federal "nos diga de una vez si hubiera algún caso", y que después en plena campaña la PGR no les dé alguna "sorpresita".

"Si alguien tiene una información debe ser la PGR, entonces que nos diga de una vez, si hubiera algún caso. De ningún candidato sospechamos, pero no queremos que después nos salgan con una sorpresita, porque la PGR utiliza su información de manera política y a la mitad o al final de campaña te sale con algo. No, que nos diga ahorita que va empezando la campaña; si hay algún candidato que tenga algún problema con la justicia que lo diga ahora".

Durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, Morena ha puesto en duda el trabajo de la PGR y en esta ocasión reiteró que tampoco cree en la información que les pueda dar; sin embargo, Batres aseguró que respetará los procedimientos y a las instituciones, pues en este caso "es la instancia marcada por la ley que tiene facultades para investigar".

El líder de Morena acudió este lunes, en compañía de Bertha Luján, secretaria general de ese partido; así como Ricardo Monreal y Clara Brugada, candidatos a las jefaturas delegacionales de Cuauhtémoc e Iztapalapa, respectivamente, a una reunión con Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno, para acordar suspender programas sociales, entrega de despensas, agua y pinta de bardas para que no se beneficie a los candidatos del PRD.

En ese lugar, Batres dejó en claro que Morena no formará parte ni firmará ningún pacto de civilidad como el que propuso el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para evitar anomalías durante el proceso electoral, porque dijo que a Morena no le interesa el diálogo con otros partidos y además porque "eso nunca ha funcionado.

"Para nosotros lo importante es que se cumpla la ley y donde no se cumpla lo veremos con las autoridades, nuestra interlocución será de manera directa con el Gobierno del Distrito Federal, con eso tenemos, es más que suficiente, esa interlocución, más que cualquier otra, sobre los temas electorales como impedir la compra del voto", dijo.

"Trámite"

Durante el arranque de los diputados federales de los distritos de la delegación Gustavo A. Madero, Andrés Manuel López Obrador aseguró que hará un trámite con ministros de las iglesias evangélicas, sacerdotes y obispos católicos para que les digan a sus feligreses que deseen comprar votos en las próximas elecciones que se trata de un "pecado social".

"Un trámite para que si no se orienta a la gente en el sentido de que no venda el voto porque comete pecado social el que trafica con la pobreza de la gente, el que se vale de la pobreza de la gente está cometiendo pecado social".

Ante 300 personas, López Obrador dijo que si las diferentes iglesias no quieren meterse en esos temas, les pedirá que le permita a sus devotos realicen "mentiras piadosas" para que cuando lleguen los 'mañosos' les acepten sus regalos, pero al final voten por lo que ellos creen.