Inversiones bajo riesgo sin un parque industrial

Hace una semana se anunció que podría estar la licencia de uso de suelo del parque industrial de Santa Ana del Conde pero aún continúa en proceso.
Héctor López Santillana.
Héctor López Santillana. (Archivo)

León, GTO.

Ante la falta de un gran parque industrial en León, se corre el riesgo de perder la llegada de inversiones, ya que aún no presenta ningún avance el proyecto que encabeza Gobierno del Estado en la comunidad de Santa Ana del Conde.

Ayer se cumplió una semana de que se anunció que podría estar lista la licencia de uso de suelo del parque industrial de Santa Ana del Conde, pero aún continúa en proceso y lo que podría entregarse en primera instancia es un permiso de factibilidad que requiere el visto bueno de varias dependencias.

“Ahorita estarán obteniendo una factibilidad de uso de suelo, es decir, primero la opinión de la autoridad municipal para ver si ahí es factible desarrollarse –el parque-, una vez que se tenga esto se hace la inversión de la tierra, se acredita la propiedad y entonces se tiene la autorización de uso de suelo, en esta primera parte lo que le ofreció la autoridad municipal a los desarrolladores es la factibilidad,  y ya con esto el inversionista puede hacer su inversión ya de manera segura”, explicó el secretario de Desarrollo Económico Sustentable, Héctor López Santillana.

Para obtener la licencia de uso de suelo corresponde tramitarla a los desarrolladores, el Estado sólo facilitará el desarrollo de la infraestructura externa para que el proyecto sea factible, ordenado y  competitivo.

Con esta factibilidad, se indicará si es posible desarrollarse el proyecto de acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial  que entró en vigor en el 2014, entre los visitos buenos que se requieren son de SAPAL, Comisión Federal de Electricidad y otras instancias del municipio.

“El proyecto que han planteado los desarrolladores es que es un mega parque y serían más de 300 hectáreas, además de desarrollarlo en tres etapas una este año, otra en un par de años dependiendo de la demanda y una más en el rango de los cinco años en adelante”, explicó López Santillana.