Intercambian imputaciones el gobernador César Duarte y el senador Javier Corral

El legislador acusa al mandatario de "lavado" de dinero; éste le recuerda cuentas pendientes de familiares.
El panista mostró una pancarta.
El panista mostró una pancarta. (Nelly Salas)

México

El gobernador de Chihuahua, César Duarte, acusó al senador panista Javier Corral de montar una campaña en su contra para defender los intereses de un grupo criminal que opera en esa entidad.

Durante las audiencias sobre seguridad que se realizan en el Senado, ambos políticos cruzaron acusaciones cuando el legislador señaló al mandatario por un presunto enriquecimiento ilícito, mientras que el gobernador chihuahuense respondió refiriéndose a la situación legal de los hermanos de Corral.

“Yo hoy, como aquí se ha señalado un tema de conflicto de interés y que no debí haber participado en esta mesa, me voy con una duda mayor: señor senador, quien creo que tiene un conflicto de interés es usted y ni es la primera vez que me acusa, usted me ha acusado en más de 20 ocasiones de distintas cosas y la autoridad jamás le ha dado la razón, porque nunca la ha tenido.

“Hoy me preocupa demasiado el hecho de que sus señalamientos lleven otro fondo, aquí se ha dicho que posiblemente sea con fondo electoral, sería mal menor, a mí me preocupa que la afectación que hemos hecho al grupo delictivo de la frontera sea lo que lo motiva a desestabilizar mi gobierno”, reclamó Duarte.

Frente a los senadores, el gobernador chihuahuense continuó con señalamientos: “Su hermano estuvo en recaudo de la cárcel fronteriza, donde tiene la mayor presencia el grupo delictivo de Ciudad Juárez, y esos intereses los hemos afectado de frente: un hermano fue procesado por narcotráfico, y el otro por fraude financiero en Estados Unidos”.

El panista ya no tuvo oportunidad de replicar a los señalamientos debido a que el debate se encontraba fuera del formato de las audiencias públicas.

Momentos antes, Corral se acercó al coordinador priista, Emilio Gamboa, para reclamar haber invitado a Duarte a estas audiencias.

“Estás protegiendo a un delincuente. Manchas al Senado, manchas al Senado y a las audiencias trayendo a un corrupto”, señaló  Corral, quien desplegó una manta en su escaño con la leyenda: “Es una vergüenza que el gobernador de Chihuahua participe en estas audiencias”.

Al micrófono, el senador expresó: “Que el gobernador de Chihuahua venga a hablar de seguridad y justicia, cuando está acusado con pruebas, no con dichos, con pruebas, de enriquecimiento ilícito, habla de la enorme simulación para entrarle en serio al problema de la inseguridad en el país, del crimen organizado y de las distintas formas de lavado de dinero que la autoridad utiliza, no solo el crimen organizado, a través del sistema financiero, como es ejemplo el gobernador de Chihuahua. Mancha, pues, el PRI las iniciativas de Peña Nieto con esta presencia”.

Los senadores del PRI por Chihuahua Graciela Ortiz y Patricio Martínez salieron en defensa de Duarte.

“Se trata de venir a hacer estridencia, escarnio y de venir a exhibir y a denostar y eso no, eso no es de hombres, eso no es de ciudadanos, eso no es de chihuahuenses”.

El panista le reviró a la priista que la desprestigiaba esa defensa que solo obedecía a sus aspiraciones futuras.

Desde hace una semana Corral ha acusado a Duarte de un desvío de 65 millones de pesos del erario público para comprar acciones del Banco Unión del Progreso.

En conferencia de prensa posterior al encontronazo, Corral, afirmó que las acusaciones de Duarte son falsas, toda vez que se trata de hechos de hace 13 años, cuando su hermano Raúl tenía 25 años y transportó droga a Estados Unidos, por lo que fue juzgado y estuvo menos de un año en la cárcel.