Integrantes de 7 de Mayo lanzan huevos diputados

Su exigencia era frenar la iniciativa con proyecto de decreto por el cual se expidió una nueva Ley de Pensiones
Caen huevos en la máxima tribuna del Estado.
Caen huevos en la máxima tribuna del Estado. (Javier Conde)

Tlaxcala

Integrantes de Sindicato 7 de Mayo irrumpieron en el Congreso Local, con el objetivo de frenar la iniciativa con proyecto de decreto por el cual se expidió una nueva Ley de Pensiones del estado de Tlaxcala, lo que generó la movilización de la fuerza pública.

Una vez que ingresaron en forma violenta por uno de los accesos de la Cámara de Diputados, que se ubica en la calle Lardizabal, los quejosos se fueron a la sala de sesiones desde donde comenzaron a lanzar huevos contra el pleno y la máxima tribuna del estado.

Incluso, los burócratas incitaron a los habitantes de Tzompantepec quienes realizaban un plantón para exigir la destitución de su alcaldesa Lorena Vázquez Zárate a que ingresaran al Poder Legislativo para unirse a su protesta.

En el interior del Palacio Juárez, los manifestantes lanzaron consignas en contra de los diputados; los burócratas fustigaron que se diera lectura a una nueva Ley de Pensiones y los habitantes de Tzompantepec que haya lentitud para destituir a su presidenta.

Posteriormente, trabajadores adheridos a dicho sindicato sacaron huevos que traían en bolsas de plástico y comenzaron a lanzarlos a los diputados que desahogaban la orden del día; varios blanquillos cayeron en la máxima tribuna del estado.

Esto generó que el diputado perredista y vice-presidente de la mesa, Gelacio Montiel Fuentes les pidiera tolerancia a los agremiados. Ya los habitantes de ese municipio habían abandonado la sala de sesiones para entrevistarse con un grupo de diputados locales.

Incluso, les explicó que dichas modificaciones a la ley se derivaban de una observancia de un juzgado federal y sostuvo que una de las manifestantes Matilde Jiménez Cabrera debía guardar respeto, toda vez que ella buscó ser diputada por el Partido Socialista (PS).

Tardíamente llegaron elementos de la fuerza pública que evitaron que agredieran a diputados.

Cabe señalar que el secretario de Organización del Sindicato 7 de Mayo, Edgar Tlapale Ramírez responsabilizó a los inconformes de Tzompatepec, de haber abierto a la fuerza el portón del Congreso y de aventar los huevos a los legisladores.

De paso, argumentó que supieron que el Congreso iba a promulgar una nueva Ley de Pensiones y que lo harían sin el consenso de los diputados, empero, lo cierto es que los diputados reformaron dicha ley por observaciones que les hizo la justicia federal.

Basta recordar que el pasado 30 de diciembre, diputados del PRI con el apoyo de homólogos de oposición aprobaron reformas a dicha ley, lo que causó que la violencia estallara entre legisladores e incluso los integrantes de este sindicato entraron intempestivamente.

En tanto, el Congreso anunció que analizaría la posibilidad de presentar denuncia penal por los hechos.