Instruirán a maestros a que “atiendan” casos

Se establecerá en los estados una instancia oficial específica sobre violencia en las escuelas.
La prevención social aportará para mejorar la convicencia escolar.
La prevención social aportará para mejorar la convicencia escolar. (Javier García)

México

Los maestros deben aprender a atender los casos de bullying que se registren en las escuelas y así lo reconoce la estrategia contra violencia acordada por las secretarías de Educación y Gobernación.

De acuerdo con el documento elaborado por la subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana, se deben "enriquecer las currículas" de los profesores de educación básica y media superior "y de formación de maestros para que aprendan a atender los casos que se registren".

Además, en la negociación con los gobernadores y los secretarios de Educación de todo el país, se acordó "establecer en los estados una instancia oficial específica sobre violencia escolar" y durante este mismo mes, los consejos técnicos deberán analizar "alternativas para mejorar el ambiente escolar".

En la construcción de una estrategia contra el bullying en el gobierno federal, los trabajos de prevención social aportaran para la mejora de la convivencia escolar, por lo que se hará coin- cidir los ejes México en Paz y Educación de Calidad del Plan Nacional de Desarrollo.

Corresponderá a la Secretaría de Educación Pública lo que es competencia del ámbito educativo, como la formación de los profesores, los protocolos de actuación para padres de familia, maestros, directores y alumnos, cuando se registren estos casos y la capacitación a maestros y directivos "para comprender la cultura infantil y juvenil a través de la inclusión, la paz y tolerancia".

En tanto que la Secretaría de Gobernación, a través de la subsecretaría de Prevención, encabezada por Roberto Campa, se encargará de la implementación de medidas para disminuir los factores de riesgo de violencia, como capacitación a la comunidad escolar, atención psicológica en la escuela, protocolos para identificación y atención a víctimas de abuso y maltrato en escuelas, así como la inclusión de casos de bullying en la línea telefónica de atención psicológica originalmente creada para atender la violencia contra las mujeres.

En tanto, para identificar las escuelas con mayor incidencia de acoso escolar, se requieren los estudios nacionales, pero también los locales, que corresponderán a los gobiernos estatales.

La Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia medirá las conductas relacionadas con acoso y violencia escolar, pero también con problemáticas como la deserción escolar, el estado de las instalaciones y material en los centros educativos, así como las particularidades de los servicios, las clases y los talleres.