En Innsbruck, todavía nada de los normalistas

El subprocurador de Derechos Humanos, Eber Betanzos, dio a conocer los resultados entregados por la universidad ante expertos de la CIDH, forenses argentinos y representantes de los padres.
Claudia Paz y Paz y Carlos Beristáin, especialistas independientes, a su entrada a la Procuraduría General de la República.
Claudia Paz y Paz y Carlos Beristáin, especialistas independientes, a su entrada a la Procuraduría General de la República. (Jesús Quintanar)

México

El Instituto de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck no ha podido identificar a otros normalistas de Ayotzinapa a través de las 64 muestras de restos humanos, ropa y cabello enviadas para análisis genéticos en septiembre y diciembre de 2015, aunque se aplican más pruebas científicas a fragmentos óseos.

La Procuraduría General de la República dio a conocer este resultado preliminar luego de una reunión con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, en representación de los padres de los estudiantes.

Ayer se abrió el sobre que la Universidad de Innsbruck entregó cerrado el martes en Austria, con los resultados de 53 muestras de ropa y cabellos adheridos a la ropa que se halló en autobuses en los que se trasladaron los normalistas.

Además de nueve muestras óseas y cabellos recogidos del basurero de Cocula y otras dos evidencias halladas en la bolsa del río San Juan, las cuales se enviaron en diciembre de 2015.

Las muestras, revisadas y clasificadas por peritos de la PGR y del EAAF, fueron sometidas por Innsbruck a un análisis de ADN para obtener los perfiles genéticos.

"En una comunicación previa con los padres por parte de sus representantes, se les informó de manera preliminar que, referente a la segunda entrega, no fue posible obtener, hasta el momento, identificación de perfiles genéticos en la totalidad de las muestras de los restos óseos por las técnicas tradicionales de ADN STR Nuclear, ni ADN Mitocondrial.

"El Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck está aplicando a estas muestras la técnica de Secuenciación Masiva Paralela, cuyos resultados serán recibidos posteriormente", puntualizó la PGR en un comunicado.

En relación con las muestras de cabello, el instituto austriaco identificó que algunas eran de origen humano y otras de origen animal. A las primeras se les aplicó la técnica de ADN Mitocondrial, por estar cortados y no tener bulbo, obteniéndose una misma secuencia, la cual no correspondió con ninguna de las secuencias de las familias.

"Esta muestra fue recolectada en una zona de la retícula principal en donde no hay restos óseos (cuadrícula E12) del basurero de Cocula, en el interior de un recipiente de metal mezclado con restos de basura", precisó la procuraduría.

El Instituto de Medicina Legal identificó en otros análisis genéticos los restos de Alexander Mora, uno de los 43 normalistas, y obtuvo indicios "altos de probabilidad" de que algunos fragmentos corresponden al estudiante Jhosivani Guerrero.

En el encuentro estuvieron el subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, Eber Omar Betanzos; Carlos Beristáin y Claudia Paz y Paz, integrantes del GIEI; Mario Patrón y Santiago Aguirre, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y representantes de los padres de los normalistas; Mercedes Doretti y Miguel Nieva, del EAAF, y el agente del Ministerio Público de la Federación, Édgar Nieves.

La reunión comenzó alrededor de las 18:00 horas en la sede de la PGR, ubicada en Reforma 211, donde a su arribo Carlos Beristán y Claudia Paz y Paz, del GIEI, no emitieron opinión.

Concluyó aproximadamente a las 22:00 horas y los asistentes evitaron salir por la puerta principal para evitar a los medios de comunicación.

Claves
Dejar al GIEI atrás

  • El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Roberto Gil Zuarth, llamó a hacer a un lado el debate sobre la permanencia del GIEI y mejor concentrarse en la investigación.
  • “Superemos ese debate y concentrémonos en lo verdaderamente importante, que es que quienes ordenaron y ejecutaron las desapariciones de los muchachos estén tras las rejas”.
  • Señaló que, luego de la información sobre que sí hubo participación de Guerreros Unidos, “lo que tenemos que hacer es desarticular a esa banda y no seguir discutiendo sobre si se va” el GIEI.