Recursos federales elevarán ingresos para el DF en 2014

La mayor amplitud de gasto del GDF deberá reflejarse en mejoras en servicios y transporte, casi de inmediato, dijo el presidente de la Comisión de Hacienda de la ALDF, Héctor Saúl Téllez.
El presidente de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el panista Héctor Saúl Téllez, explicó que incrementos propios del gobierno capitalino para 2014 provendrán, además del Metro, de los impuestos sobre nómina y sobre adquisición de bienes inmuebles.
El presidente de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el panista Héctor Saúl Téllez, explicó que incrementos propios del gobierno capitalino para 2014 provendrán, además del Metro, de los impuestos sobre nómina y sobre adquisición de bienes inmuebles. (Tomada de internet)

Ciudad de México

La asignación de 156 mil 837 millones de pesos en la Ley de Ingresos del Distrito Federal representa una cifra histórica para la asignación de recursos de la ciudad, y se debe en parte a los recursos federales del Fondo de Capitalidad y el FAIS, pero sobre todo a la actualización inflacionaria.

El presupuesto aprobado para este año fue de 156 mil 837 millones de pesos, es decir, 12 mil 600 millones más con respecto a los ingresos de 2013, lo que significa un incremento de 5 por ciento.

El monto incluso superó al proyecto que fue presentado a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por el GDF, por 4 mil 732 millones de pesos, que se traducen en un aumento real de 3.1 por ciento.

De este aumento por 12 mil millones, los recursos de carácter federal suman casi una tercera parte, ya que el Fondo de Capitalidad aporta unos tres mil millones de pesos, a los que se suman otros 700 millones procedentes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, el FAIS.

Aunque casi la mitad del incremento presupuestario se debe a la actualización inflacionaria, que este año fue de 3.8 por ciento, así al aplicarse a todas las tarifas e impuestos del índice inflacionario permitió elevar la recaudación en casi cinco mil millones.

Otro ingreso que modificó el proyecto a la alza fue el aumento a la tarifa del Metro, ya que representa un ingreso por dos mil 526 millones a la Ley de Ingresos, en el rubro de los organismos descentralizados.

Para el presidente de la Comisión de Hacienda, Héctor Saúl Téllez Hernández, es importante que exista transparencia en el manejo de estos ingresos adicionales. "Tienen que registrarse forzosamente en la Ley de Presupuesto. En el PAN estamos buscando que se haga de manera transparente, que se creé un fideicomiso".

Ese dinero no se empleará ni en el gasto corriente ni de nómina, sino que deberá regresarse por completo al Metro tal y como lo estipula la ley para los organismos descentralizados y se utilizará para actualizar, rehabilitar y mejorar las instalaciones y servicios del sistema de transporte.

"Solo se incluye para que haya transparencia en el manejo de los recursos", explica Téllez.

Los otros casi dos mil millones de pesos se obtuvieron al expandir la capacidad de recaudación del GDF, lo que no significa que habrá aumentos en tarifas o impuestos, sino que se puso una meta de recaudación más alta para el gobierno capitalino.

En los únicos dos impuestos donde efectivamente existió un aumento es en la tasa del impuesto sobre nómina, que pasó de 2.5 a 3.0 por ciento, y  en los casi 200 millones de pesos más de lo previsto debido al gravamen sobre la adquisición de bienes inmuebles, el ISAI.

Al ISAI se agregaron tres nuevos rangos a las tablas de rangos unitarios, ya que los tres valores comerciales que se incluyeron no eran reconocidos por la ley. "Se trata de los últimos tres valores comerciales, es ajuste, ya que se trataba de inmuebles caros que pagaban poco, con el ajuste, ahora se podrá recaudar más", indica Téllez Hernández.

El tema del predial fue muy debatido para aprobar el dictamen de la Ley de Ingresos, allí fueron adicionados 25 millones más, sin embargo, el tema medular de la discusión, la modificación de la base grabable, no fue aprobado por la ALDF, de modo tal que se cobrará el valor catastral y no comercial, como se pretendía.

Téllez asegura que con un crecimiento de esta magnitud, la mayor amplitud de gasto del GDF deberá verse reflejada en mejoras en los servicios y en el transporte, casi de manera inmediata, pues se trata, efectivamente, de la mayor partida presupuestal de la historia para la Ciudad de México.