Indagan origen de armas incautadas a ‘autodefensas’

Los grupos civiles de Michoacán no serán detenidos por ahora, pero existe un acuerdo para que entreguen su arsenal de manera paulatina, aseguran funcionarios de la dependencia.
Mensaje de rechazo a autodefensas en el municipio de San Juan Nuevo Parangaricutiro.
Mensaje de rechazo a autodefensas en el municipio de San Juan Nuevo Parangaricutiro. (Daniel Cruz)

México

La Procuraduría General de la República (PGR) investiga el origen del armamento decomisado a integrantes de los grupos de autodefensas detenidos en Michoacán, así como a presuntos integrantes de Los caballeros templarios.

Funcionarios del gobierno federal indicaron que se busca saber si las armas tienen relación con delitos cometidos en esa u otra región del país.

La PGR también indaga el origen de las propiedades y terrenos que presuntamente fueron arrebatados por la citada organización criminal a sus dueños en diversos municipios de Michoacán.

En tanto, en los últimos días el Ejército mexicano y la Policía Federal capturaron a 110 personas, incluidos supuestos operadores de los Templarios.

Los funcionarios consultados señalaron que las armas decomisadas recientemente a presuntos delincuentes, así como a integrantes de las autodefensas detenidos el año pasado, son resguardadas por la Sedena, pero están a disposición del Ministerio Público federal.

Las armas no pueden ser destruidas, agregaron, hasta que la Procuraduría General de la República determine si existe alguna responsabilidad de quienes las portaban.

Recordaron que en marzo de 2013 las fuerzas armadas detuvieron a 34 personas del grupo de autodefensa de Buenavista Tomatlán, presuntamente armadas por el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Los sospechosos, quienes se encuentran en una prisión federal de Veracruz, tenían en su poder 47 armas de uso exclusivo del Ejército. En su declaración señalaron que se las “quitaron” a los Templarios.

En el arsenal hay fusiles AK-47, AR-15, Galil y ametralladoras Uzi; en tanto, entre las armas cortas destacan 9 mm y 45 mm, además de una pistola 5.7, de las denominadas matapolicías.

En cuanto al armamento que portan las autodefensas de Michoacán, cuyo calibre es incluso mayor al que posee el Ejército mexicano, los funcionarios federales dijeron que esas personas se comprometieron a entregarlo de manera paulatina.

Subrayaron que los civiles armados no serán detenidos, porque “actúan de buena fe” en la lucha anticrimen. De hecho, aseguraron que son personas “lastimadas”, cuyo propósito es colaborar con la autoridad en el restablecimiento del orden.

En tanto, las indagatorias sobre el origen de los domicilios se iniciaron a partir de denuncias realizadas por los propios grupos de autodefensa, cuyos integrantes han informado de esos hechos a la Policía Federal.

Los funcionarios consultados señalaron que cuando se presenta una denuncia de este tipo los elementos de la Policía Federal se trasladan al sitio, donde se hace una inspección del domicilio y se da parte al agente del Ministerio Público federal para que abra la investigación.

Entre las propiedades que se indagan para devolvérselas a sus dueños hay casas que usaba el narcotraficante Enrique Plancarte Solís, Kike Plancarte, que en los últimos días fueron mostrados en diversos medios de comunicación.

Señalaron que en los próximos días se dará a conocer un balance total de las acciones realizadas por las autoridades del gobierno federal que participan en el operativo para devolver la paz a Michoacán.

Esta información es reunida por diversas áreas del gobierno federal, que llevan un registro del número de armas decomisadas, además de las propiedades relacionadas con algún delito, mismas que eran usadas por los narcotraficantes.

Claves

Van 110 detenidos

- Las fuerzas federales han detenido a 110 personas en el contexto del Acuerdo para el Apoyo Federal de la Seguridad en Michoacán, operativo que comenzó el pasado 14 de enero.

- La tercera parte de esas detenciones se hizo en Apatzingán, uno de los 27 municipios donde la Policía Federal está a cargo de la seguridad en coordinación con el Ejército mexicano.

- También se logró la liberación de cinco personas secuestradas, además de que fueron desmantelados tres laboratorios clandestinos y se destruyeron 49 plantíos de mariguana.