Incumplió el consorcio bitácoras de obra en L12

En 2010 y 2011, la ASF halló esas ausencias en las estaciones que fueron cerradas y en dos que están abiertas.
Continúa la inconformidad de los usuarios por el cierre de las 11 estaciones.
Continúa la inconformidad de los usuarios por el cierre de las 11 estaciones. (Mónica González)

México

La Auditoría Superior de la Federación encontró en 2010 y 2011 que el consorcio ICA-Alstom-Carso incumplió con las bitácoras —obligatorias en obras— de la Línea 12 del Metro.

La ausencia de las bitácoras fue en las estaciones que la semana pasada fueron cerradas y en dos más que permanecen abiertas, Parque de los Venados y Zapata.

Las empresas no contaban con las bitácoras de gastos, construcción y seguimiento de las obras que se realizaban.

En su Auditoría de Inversiones Físicas 10-A-09000-04-1148 GF-557 —informe del resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2010— la ASF apuntó en su numeral 6 que “la residencia de obra y la residencia de supervisión externa no cumplieron con el manejo y control de las bitácoras de obra civil y obra electromecánica”.

Si se revisaran esas bitácoras, explicó un ingeniero del Proyecto Metro que no quiso ser identificado, se encontrarían “los errores que llevaron al cierre de las estaciones y fincar las responsabilidades correspondientes; esas bitácoras tienen que ser públicas”.

La bitácora, agrega, “sigue el desarrollo puntual, día a día, de la obra; señala avances y problemas encontrados y ayuda a subsanar los errores que se encuentren más adelante. Hoy para saber qué paso es importante acudir a esa bitácora”.

El informe de la ASF señala que “omitieron llevar el seguimiento y la resolución de la problemática planteada durante el desarrollo de los trabajos por ejecutar, no se asentó lo relativo a trabajos mal ejecutados y de mala calidad, no se asentó el registro de entrega, autorización y pago de las ministraciones, ni los retrasos y penalizaciones por el incumplimiento del programa convenido.

“No presentó bitácora del programa de cumplimiento de las medidas de prevención, mitigación y compensación de lo propuesto en la manifestación de impacto ambiental, ni la bitácora del control de aseguramiento de calidad para la construcción de obra civil”.

LAS ESTACIONES CERRADAS

“La ausencia de ese seguimiento, repercutió en el tramo hoy cerrado”, dice el ingeniero del Proyecto Metro.

El numeral 9 del informe de la ASF, se refiere a esas estaciones que hoy están inservibles para miles de usuarios: “Se detectaron trabajos de mala calidad en los frentes siguientes: talleres Tláhuac, estación Tláhuac;  intertramo Tláhuac–Tlaltenco, estación Tlaltenco, estación Periférico Oriente; intertramo Periférico Oriente–Calle 11, estación Calle 11”.

En estas y las otras dos que están abiertas al público se encontró que “en los elementos estructurales construidos de concreto armado, como muros, columnas, escaleras y trabes, ya que se dejó expuesto el acero estructural, se presentan segregación, abombamiento y fracturas en el concreto hidráulico”.

DAÑOS Y PARCHES

El ingeniero pide poner atención en las fracturas del concreto hidráulico y en los asentamientos diferenciales del suelo, que “tiene mucho que ver con los daños encontrados”.

El mismo especialista señala otra parte medular del documento de la ASF, donde dice: “Conviene mencionar que en la visita a la obra se comprobó que la contratista realiza los trabajos correctivos en las zonas afectadas; sin embargo, se observó que nuevamente se presentan fisuras y desprendimientos en las zonas restauradas”.

Es decir, “la característica del suelo estaba afectando y siguió afectando aquello que se remendaba”, dice el ingeniero.

El informe de la ASF continúa: “La entidad fiscalizada debe obtener el dictamen técnico que identifique las causas que las originan (los daños que reaparecen) y las medidas correctivas que garanticen su correcta ejecución”.

Posterior a la fiscalización de las obras y de que, a decir de la ASF, sus observaciones hechas (20 de diciembre de 2011) eran solventadas, la entidad fiscalizada (los contratistas de la obra) le informaban, consta en el oficio DGCNCP/16/2012 del 5 de enero de 2012, sobre las causas que motivaron la exposición del acero estructural, segregación, abombamiento y fracturas en el concreto hidráulico.

OFICIOS

Los representantes de las constructoras de la Línea 12, Ingenieros Civiles y Asociados, Alstom Mexicana, y Carso Infraestructura y Construcción subsanaron la falta de bitácoras “a través de oficios e informes”.

La ASF señala en su informe que los constructores, “para dar atención a lo observado (por la propia ASF), emitió oficios circulares con el objeto de instruir al subdirector de obra civil, residente de obra, contratista y empresas supervisoras, para que lleven un control estricto de registrar en la bitácora de obra todo lo concerniente a los aspectos relevantes de la obra, así como su seguimiento”.

La misma auditoría recomendó que “lleven un control estricto (y) seguimiento del llenado del libro de bitácora y evitar su recurrencia”.

Sin embargo, en el resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2011 las empresas volvieron a incurrir en el mismo error: la obra continuaba sin bitácoras.

SISTEMA DE VÍAS, AUTORIZADO POR EL GDF

La instalación y el material utilizado para el sistema de vías de la Línea 12 fue autorizado y supervisado por el Proyecto Metro de 2008 y hasta 2012, aunque ahora el director del Sistema de Transporte Colectivo, Joel Ortega, dice que los rieles son uno de los principales problemas.

De acuerdo con las minutas de descripción pormenorizada de estudios, proyectos, actividades principales de la obra y puesta en operación de la Línea 12, de la cual MILENIO tiene copia, el consorcio ICA-Carso-Alstom realizó los estudios, anteproyectos y proyecto del sistema de vías.

Además, se indica que la instalación y pruebas en servicio de dicho sistema, incluyendo la entrega de documentación y planos como quedó la obra, se cumplió.

 La Línea 12 tuvo diversos cambios en su diseño, pues en enero de 2008 el GDF anunció que sería subterránea; sin embargo, debido a los diferentes tipos de suelo, en julio cambió el proceso constructivo y pasó a tener 2.5 kilómetros de tramo superficial, 12 kilómetros elevados, un kilómetro subterráneo en cajón y nueve en túnel. (Ilich Valdez/México)