Incompatibles, trenes y vías de la Línea 12: ICA

Desde hace un mes el STC presentó la denuncia ante la Contraloría para investigar a los funcionarios que incurrieron en omisiones y que dejaron pasar los trabajos mal ejecutados.
La estación Tláhuac es una de las seis que serán sometidos a mantenimiento, a partir de este viernes, en la Línea 12 del Metro, en fines de semana y por la noche.
(Milenio-Archivo)

Ciudad de México

El consorcio constructor de la Línea 12 del Metro (ICA-Carso-Alstom) y la empresa española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que armó los trenes, argumentan que las fallas de esa ruta, que va de Tláhuac a Mixcoac, se deben a que los convoyes no son compatibles con el riel, y a que quien construyó las vías no era especialista.

 En tanto, el Gobierno del Distrito Federal acusó que hay responsabilidad de servidores públicos y de las empresas participantes en la construcción y en los trenes, pues las fallas más graves tienen que ver con la operación de los convoyes con la vía, la relación entre la rueda y el riel, la instrucción del buggy y las curvas menores de 300 metros,  lo que provocó que 11 estaciones del tramo elevado dejen de prestar servicio desde este miércoles y por lo menos durante seis meses.

 El consorcio indicó que durante y después de las obras se realizó una inspección de los trabajos por parte de las empresas Integración de Procesos de Ingeniería (Ipisa), Lumbreras y Túneles (Lytsa), Consultoría Integral en Ingeniería (Coniisa) e Ingeniería, Asesoría y Consultoría (Iacsa).

Además, en esa supervisión de trabajos participaron el Instituto Politécnico Nacional y el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Aautónoma de México, cuyas conclusiones fueron que el proyecto cumplió con los estándares de calidad y seguridad establecidos en los criterios de diseño, ingeniería básica y especificaciones del sistema de vías determinados por el Proyecto Metro y el Sistema de Transporte Colectivo.

Incluso, antes de que se pusiera en operación, el director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, anunció un “exhaustivo” proceso de supervisión realizado por el consorcio alemán DB International GMBH, ILF Berantende Ingenieure AG, Tüv Süd Rail GMBH y Hamburg Consult GMBH.

Dictaminaron y certificaron el 30 de octubre de 2012 “que los sistemas de señalización, pilotaje automático, mando centralizado, energía eléctrica en alta tensión, subestación eléctrica de alta tensión, subestaciones de rectificación, distribución de tracción y catenaria, telefonía de trenes, telefonía directa y automática y vías funcionan correctamente en seguridad”.

La supervisión le costó al Proyecto Metro 119 millones 312 mil pesos, que se sumaron a los más de 24 mil millones de pesos que tuvo la Línea 12 de inversión.

También, ICA-Carso-Alstom señalaron que conocen sobre el señalamiento de especialistas y expertos acerca de que la Línea 12 opera sin cumplir “con los altos estándares de seguridad, debido a que existe una incompatibilidad entre la vía (originalmente diseñada y aprobada), y los trenes (posteriormente adquiridos)”.

“Lo anterior ha provocado un desgaste prematuro en todo el sistema de vías, dado que el diseño de las ruedas no es compatible con el tipo de riel especificado por el Proyecto Metro”.

En tanto, CAF señaló que la fabricación de los trenes se realizó en colaboración con el Sistema de Transporte Colectivo y bajo la supervisión permanente del organismo.

VELOCIDAD COMERCIAL

Maximiliano Zurita, director general de CAF México, señaló que la vía de la Línea 12 no quedó bien porque no fue un especialista quien la construyó.

“Es muy importante que quede bien, porque si no, no se puede dar la velocidad comercial. Los mismos trenes y rieles sufren daños severos si no hay paralelismo entre la catenaria, que es el hilo de contacto de la energía eléctrica y la vía, pues va brincando corriente”, indicó.

“A veces no medimos la importancia que puede tener el que no quede bien una vía y es fundamental para el sistema”, señaló el directivo.

Recordó que CAF también ha fabricado los trenes de las líneas 2 y A del Metro y los del Tren Suburbano; la firma tiene una planta de estos equipos de transporte en Huehuetoca, Estado de México.

Asimismo, el director del Metro, Joel Ortega, señaló que dos empresas europeas —DCO y ETF— harán una evaluación de las fallas, para informar el tiempo exacto que permanecerá suspendido el servicio.

“El STC ha llegado a la conclusión de que no es posible mantener en estos momentos la operación del tramo elevado de la Línea 12, hasta que no se haga una revisión exhaustiva y las correcciones y el mantenimiento mayor que esto implica”.

Desde hace más de un mes, el Sistema de Transporte Colectivo supo de las fallas de origen de la Línea 12, incluso un notario las certificó, pero hasta este martes las dio a conocer a pesar de que ponen en riesgo a los usuarios, y el servicio, pues las fallas son en el sistema de vías y curvas.

Ortega reconoció que desde hace un mes presentaron la denuncia ante la Contraloría para investigar a los funcionarios que incurrieron en omisiones y que dejaron pasar los trabajos mal ejecutados.

“Por instrucciones del jefe de Gobierno, he dado parte a la Consejería Jurídica y a la Contraloría General para que investiguen y determinen si existen responsabilidades, tanto de servidores públicos como de las empresas participantes y, en su caso, resolver si existe incumplimiento contractual y a quién le corresponde resarcir los costos y los daños que esto ocasione”.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]