Inauguran Congreso Internacional en Rendición de Cuentas 2013

Roberto Moya Clemente informó que se han hecho esfuerzos para mantener la transparencia durante el proceso de entrega-recepción municipal
Archivo Milenio
(Archivo/Gabriela Martínez)

Puebla

Al inaugurar el Congreso Internacional en Rendición de Cuentas 2013 “Cultura Democrática y Buen Gobierno”, el secretario de Finanzas y Administración, Roberto Moya Clemente, destacó que Puebla pasó del 24 al segundo lugar en transparencia presupuestal, por lo que reiteró el compromiso del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas para promover la rendición de cuentas.

Moya Clemente subrayó que en la entidad se continúa fortaleciendo el marco normativo para prevenir y combatir eventuales irregularidades en el manejo de los recursos públicos, por lo que garantizó que existe respeto mutuo entre el gobierno estatal y la Auditoría Superior del Estado (ASE).

El encargado de las finanzas estatales indicó que en el marco del cambio de administraciones municipales se han hecho esfuerzos para llevar a cabo una correcta entrega-recepción de los recursos de manera preventiva.

“La suma de esfuerzos y la coordinación entre los tres órdenes de gobierno para atender los requerimientos en materia de auditoría, evaluación y control del gasto público seguirá siendo una de las prioridades en este gobierno”, dijo.

En ese sentido, ejemplificó que al inicio de la administración Puebla se encontraba en la posición 24 del índice de transparencia presupuestal del Instituto Mexicano de Competitividad (Imco), sin embargo a casi tres años de gobierno se logró avanzar el segundo lugar.

Por su parte, el titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Víctor Manuel Andrade Martínez, sentenció que México enfrenta retos comunes en el cumplimiento de metas para avanzar en materia de fiscalización.

En representación de Juan Manuel Portal Martínez, titular de la ASF, Andrade Martínez señaló que la amplia gama de concepciones del ejercicio de la fiscalización constituye una riqueza en cuanto a las posibilidades de ofrecer alternativas y representa un reto para avanzar de manera coordinada en el cumplimiento de metas comunes y principios básicos en materia de rendición de cuentas.

“México, siendo un país basto y diverso, enfrenta retos comunes además de particularidades locales de cada entidad”, subrayó.