Impugnan proceso; llaman a anularlo

Por medio de un escrito indicaron que hubo cuestiones sospechosas e irregularidades.
La contienda fue el 9 de febrero.
La contienda fue el 9 de febrero. (Roberto Alanís/ Archivo)

Monterrey

Por considerar que en el desarrollo del proceso electoral interno hubo anomalías que les perjudicaron, las ex precandidatas del PAN a la diputación local que integran el grupo de la precandidata a la gubernatura, Margarita Arellanes, impugnaron el proceso electoral.

Irasema Arriaga Belmont, quien contendió por el distrito III contra Mirna Grimaldo; y Elizabeth Rosas, por el distrito VII, quien fue derrotada por Karina Barrón, denunciaron anomalías en el proceso electoral y piden la anulación del mismo.

“El presente escrito de inconformidad es para señalar diferentes incidentes por ser sospechosos y en donde se ve una clara irregularidad que afecta directa e indirectamente a la candidata, misma que represento, Irasema Arriaga Belmont. Durante la jornada electoral se dejó de manifiesto al presente en reiteradas ocasiones que en el padrón que se le otorgó a mi representada no venían diferentes nombres, mismos que sí venían en el padrón oficial y en el de la candidata contraria.

“Este incidente afecta, pues fueron más de 20 personas las que votaron sin tener en el conocimiento durante la jornada electoral a mi representada. Así mismo fueron más de 15 personas a emitir su voto convocados por los órganos oficiales y mismos que se retiraron por no aparecer en el listado oficial”, cita la secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, Brenda Sánchez, en su calidad de panista y representante de Arriaga.

Señala que esos sucesos son dolosos y afectan sobremanera ya que violan el principio de voto libre y directo.

Las inconformidades presentadas por Elizabeth Rosas son similares, relata que al término de la jornada resultaron 25 personas que no aparecieron en la lista nominal, en una de las mesas del centro de votación, el representante de su adversaria, Ricardo Lavín presionó a la presidenta de la casilla, hasta hacerla llorar y provocar que se retirara, dijeron.

Denunció que algunos votantes le tuvieron que mostrar a Lavín la boleta donde se comprobaba que eligieron a Karina Barrón.