Imprimen lucha por las cuotas de género

En "Contigo aprendí" se detalla cómo las mujeres lograron la sentencia histórica.

Monterrey

El proceso de impugnación al Instituto Federal Electoral (IFE) en 2011 para obligar a los partidos a que cumplieran con las cuotas de género es relatado en el libro Contigo aprendí. Una lección de democracia gracias a la sentencia 12624.

La obra es producto del trabajo del Instituto Estatal de las Mujeres (IEMujeres) en coordinación con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y escrita por Adriana Ortiz-Ortega y Clara Scherer.

También se recuerda la resistencia por parte de los partidos para que aceptaran cumplir con la cuota del 40-60 para alcanzar la paridad electoral.

 “No tuvimos un solo aliado en este terreno”, recordó Silvia Hernández ex senadora al referirse al grupo de mujeres que lucharon para lograr esta sentencia histórica aproximadamente hace tres años.

La obra comprende cinco capítulos. En el primer capítulo se recorre la historia de las luchas que han tenido que librar las mujeres para hacer efectivo el reconocimiento de sus derechos políticos desde el voto hasta el establecimiento del sistema de cuotas.

Posteriormente, en el segundo capítulo da voz a las diez mujeres protagonistas con sus relatos de cómo y por qué tomaron la decisión de impugnar el acuerdo del Instituto Federal Electoral (IFE) que establece las reglas para integrarla lista de las candidaturas y el proceso que se llevó a cabo hasta la sentencia.

El impacto que tuvo la sentencia 12624 en 12 entidades federativas, en voz de mujeres aliadas y de integrantes de la Red de Mujeres en Plural, está contenido en el tercer capítulo.

Para el  cuarto capítulo se hace una llamada de alerta con el fin de no repetir  la historia, así como una evaluación del estado de los derechos políticos de las mujeres en México, su incorporación en la esfera pública y los retos que enfrentan las mujeres jóvenes en la política.

Finalmente, en el último capítulo se destacan las lecciones más importantes: que las mujeres trabajen en grupos y que exploren alianzas estratégicas cuando las instituciones muestren un compromiso real.

Sobre el libro, María Elena Chapa, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres en Nuevo León, señaló que con la paridad ya no hay marcha atrás en cuanto a la inclusión de las mujeres en las candidaturas para cargos de elección popular en el país.