Imponen sanciones a 7 mil 562 funcionarios

De septiembre de 2011 a enero de 2014, la actual administración ha impuesto un promedio de 8.8 sanciones al día.

Toluca

En lo que va de la actual administración estatal, la Secretaría de la Contraloría ha impuesto 7 mil 562 sanciones a servidores públicos que incurrieron en diversas anomalías. Entre ellos hay 48 mandos superiores y al menos mil 86 medios. El número aumentó en comparación con el gobierno pasado, cuando en promedio sancionaban a ocho funcionarios cada 24 horas.

De septiembre de 2005 a agosto de 2011 fueron registrados 17 mil 619 castigos, donde destacaron 405 destituciones y 667 inhabilitaciones. De septiembre de 2011 a enero de 2014, la actual administración ha impuesto un promedio de 8.8 sanciones al día. Las más frecuentes son las pecuniarias, con 4 mil 643 casos.

Luego están las amonestaciones, donde los servidores públicos solo tienen un llamado de atención y el aviso, que en una segunda queja comprobada en su contra conlleva a la sanción.

La ley establece que los casos no graves, y cuando no existan antecedentes negativos en contra de los funcionarios, pueden no ser castigados y les aplican el primer grado de la sanción que es la amonestación, la cual queda estipulada dentro de su expediente.

El reporte de la dependencia detalla que en este lapso suspendieron a 536 personas, tuvieron que destituir a 93, inhabilitaron a 120 por diversos periodos, de acuerdo a la falta que cometieron.

Otras sanciones aplicadas son 169 resarcitorias, 184 económicas que igual fueron aplicadas a mandos medios como altos u operativos, según sea el caso.

De los servidores públicos sancionados, 48 son mandos superiores, donde se habla de subsecretarios y secretarios. Hay otros mil 86 mandos medios donde se incluyen a coordinadores, directores y jefes, además de 6mil 130 operativos y 89 particulares involucrados en las faltas cometidas.

La Secretaría de la Contraloría enfatizó que los funcionarios tienen diversas obligaciones que atender, como es cumplir con la máxima diligencia de lo que les sea encomendado; formular y ejecutar legalmente los planes, programas y presupuestos correspondientes a su competencia; así como cumplir las leyes y otras normas que determinen el manejo de recursos económicos públicos.

Aunado a ello deben abstenerse de causar daños a la hacienda estatal o municipal; utilizar los recursos que tengan asignados para el desempeño de su empleo, cargo o comisión, exclusivamente para los ines a los cuales estén destinados; observar buena conducta y abstenerse de contratar a personas con quienes tengan parentesco consanguíneo.

Están obligados a excusarse de intervenir en asuntos en los cuales tengan interés personal, familiar o de negocios.