Funcionarios de SP merecen otra oportunidad: Concepción Landa

La presidenta de la Comisión de Contraloría del Ayuntamiento de San Pedro argumentó que es preferible que los involucrados en el robo a parquímetros resarzan el daño a tenerlos presos.

Monterrey

A decir de la presidenta de la Comisión de Contraloría del Ayuntamiento de San Pedro, los funcionarios implicados en la sustracción ilícita de dinero de las alcancías de los parquímetros merecen una segunda oportunidad de sólo resarcir el daño y no ir a la cárcel.

En entrevista para MILENIO Monterrey, la regidora independiente fue cuestionada de por qué a una persona común al robar si se le lleva a la cárcel y a un funcionario como el de San Pedro no.

"Al fin de cuentas lo que más nos importa es la restitución del daño, los señores ya están teniendo consecuencias, pero la restitución del daño es indispensable, ahora si no se restituye el daño tendremos que tener consecuencias adecuadas a este tema.

"De qué nos sirve o qué ganamos con tener una persona en la cárcel, si lo que realmente necesitamos es que se restituya el daño y si no se restituye el daño obviamente tendremos que actuar en consecuencia", afirmó.

Landa destacó que todas las personas necesitan una segunda oportunidad. Tanto Rogelio Obregón Galindo, coordinador de Recaudación de Parquímetros, como Enrique Dieck Handal, quien era coordinador general de Parquímetros, dijo, "no son delincuentes en el sentido estricto de la palabra".

Aunque el Código Penal para el Estado de Nuevo León, marca en el artículo Séptimo "Delitos cometidos por Servidores Públicos", en el capítulo III los Delitos Patrimoniales de los Servidores Públicos, que los funcionarios que causen daños a la hacienda pública municipal se le imponen pena de cárcel.

Por su parte, Concepción Landa, consideró que es más eficaz que los implicados resarzan el daño, en lugar de tenerlo en la cárcel.

"Creo que tendríamos que considerar desde mi punto de vista como ser humano, de alguna manera creo que como está la situación y como están las cárceles en el estado de qué nos sirve tener una persona en la cárcel, si lo que queremos es que nos resarza el daño.

"Hay que pensar en la eficacia de la opción de la justicia, así tan sencillo como eso, ¿qué va a ser más eficaz?, todo el dinero de regreso y el señor asumiendo la consecuencia o tenerlo en la cárcel", indicó.

De acuerdo al artículo 211 fracción del Código Penal para el Estado de Nuevo León, reformado en enero de 2014, aquel servidor público que cause daños, prejuicios o ambos a la hacienda pública municipal, al cometer irregularidades en el manejo de los recursos, será sancionado.

Es en el artículo 212, donde se expone que el responsable del delito al que se refiere el artículo son los siguientes:

"Cuando el monto del daño patrimonial exceda las 500 cuotas, se le impondrá de dos a 12 años de prisión, multa de 50 a 200 cuotas y destitución e inhabilitación de tres a 12 años para desempeñar un empleo, cargo o comisión públicos", se expone.

Sin embargo, tanto a Rogelio Obregón Galindo, coordinador de Recaudación de Parquímetros, como a Enrique Dieck Handal, coordinador general de Parquímetros, se les destituyó de sus cargos.

Aunque a Obregón Galindo se le inhabilitó por 5 años y se le pidió resarcir el daño, no se aplicó una sanción de cárcel al sustraer de manera ilícita más de 123 mil pesos de las alcancías de los parquímetros de San Pedro.