Hasta 2015 evaluarán a maestros

No se utilizarán las pruebas estandarizadas para los alumnos en la evaluación de los docentes, indicó Sylvia Schmelkes, presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.
Integrantes del INEE con el presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre.
Integrantes del INEE con el presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre. (Cortesía)

Ciudad de México

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), garantizó que escuchará las propuestas de los maestros para enriquecer la evaluación magisterial, la cual se realizará hasta 2015.

Durante una reunión con el presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, la consejera presidenta de dicho Instituto, Sylvia Schmelkes, indicó que la evaluación es formativa, no punitiva y aseguró que en el diseño de las evaluaciones se tomará en cuenta la opinión de los maestros.

Explicó que para la evaluación de los docentes se recogerán evidencias en las aulas para conocer de los procesos de aprendizajes de los estudiantes y se pondrá énfasis en la equidad, por lo que afirmó que no se utilizarán las pruebas estandarizadas para los alumnos en la evaluación de los docentes.

La presidenta del INEE anunció que se organiza un diálogo para que puedan participar los profesores de todas las escuelas del país y, con todos esos elementos, a mediados del próximo año definir los parámetros de la primera evaluación situacional para 2015.

Por su parte, el presidente nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, éste recalcó la disposición de los maestros a ser evaluados, aunque aceptó que la generalidad de las leyes de la reforma educativa ha propiciado interrogantes entre los docentes.

La complejidad de contextos, las condiciones sociales y materiales de las escuelas en las diversas regiones del país representan grandes retos para definir métodos, etapas e instrumentos que permitan llevar a cabo la evaluación, detalló Díaz de la Torre.

Díaz de la Torre enfatizó que la autonomía del INEE es un logro para el magisterio y el SNTE coadyuvará desde su responsabilidad a cuidarla.

Consideró que el prestigio y profesionalismo que precede al Instituto es una garantía de que se regirá por los principios de independencia, transparencia, objetividad, pertinencia, diversidad e inclusión, por lo que manifestó su confianza en que el proceso de evaluación tenga un buen inicio y no sea una simulación.